Salvador Puigdengolas en El Intercafé: “Necesitamos una buena conexión ferroviaria con Zaragoza y Bilbao, y es fundamental finalizar el corredor Mediterráneo”

 Salvador Puigdengolas en El Intercafé: “Necesitamos una buena conexión ferroviaria con Zaragoza y Bilbao, y es fundamental finalizar el corredor Mediterráneo”

Valencia, 11 de febrero de 2021

El Corredor Mediterráneo ha salido de nuevo a colación y esta vez las expectativas van dirigidas al año 2023. Para esa fecha también se prevé que esté lista la conexión con Murcia y con la frontera francesa. En otro orden, en Torrent se está evaluando la instalación de una agencia de seguridad ferroviaria que subsane los vacíos en la regulación de seguridad de las vías ferroviarias de la Comunitat.

Salvador Puigdengolas, Decano del Colegio de Ingenieros Industriales de la Comunidad Valenciana, ha estado este jueves en El Intercafé, de la 107.1 Radio Intereconomía Valencia, para hablar sobre estos temas alrededor de las infraestructuras de ferrocarril de España y de la Comunitat Valenciana.

En relación con la agencia de seguridad de la ciudad de Torrent, explica: “Cuando hay algún tramo de ferrocarril que tiene que ser modificado, la homologación de los mismos es competencia de la agencia de seguridad ferroviaria”, y recuerda: “Nos hemos encontrado con proyectos ferroviarios que han tenido que recibir informes externos para su puesta en funcionamiento”.  Por eso, asegura, “llegamos tarde”. Hasta ahora, el problema residía en que no se aplicaba la normativa de la red ferroviaria nacional y tenía que aplicarse una específica, por lo que “esta entidad tendrá que empezar a regular las condiciones de seguridad porque hay unos vacíos legales que subsanar para garantizar la seguridad de los usuarios. Para eso nació esta entidad”.

En cuanto a los planes del Corredor Mediterráneo, Salvador Puigdengolas asegura que “es un paso de gigante siempre y cuando se pueda ver materializado”.En España solo un 4% de las mercancías se distribuyen por ferrocarril, mientras que la media europea se sitúa en el 18%. Entre los beneficios que el Corredor traería a los sectores económico y medioambiental, Puigdengolas destaca: “Aumentaríamos el tráfico de mercancías por ferrocarril, disminuiríamos la huella de carbono, abarataríamos costes y las empresas ganarían muchísima competitividad”.

En esta línea, pone el acento en la necesidad de que el proyecto se cumpla en el plazo de dos a tres años. “Lo que no podemos es perder este tren. No nos podemos permitir ese lujo. Tampoco las conexiones con el eje cantábrico. Una cosa es el tráfico de personas y otro el de mercancías, y ahora lo que necesitamos en España es una buena logística de transporte ferroviario que nos conecte con Zaragoza e incluso con Bilbao, y que también haga lo propio entre Zaragoza y Europa”, recalca, y concluye: “Este tren es el presente inmediato”.

Artículos relacionados

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad