Rafael Torres en El Intercafé: “El comercio no está incluido en el ‘Plan Resiste’, se están pensando si en la segunda tanda hay dinero para nosotros”

 Rafael Torres en El Intercafé: “El comercio no está incluido en el ‘Plan Resiste’, se están pensando si en la segunda tanda hay dinero para nosotros”

Valencia, 26 de enero de 2021- Xavi Cuenca

El presidente de Confecomerç, Rafael Torres, ha manifestado en Intereconomía Valencia que las ayudas a los comercios no están incluidas en el ‘Plan Resiste’ y tendrán que demostrar que determinados subsectores están dañados más allá del 40% de su facturación para, si hay dinero, optar a las ayudas de la segunda tanda porque no hay ningún plan establecido.

“No queremos que nos engañen, tengo buena relación con el conseller pero no podemos aguantar que se saquen informaciones tergiversadas. La Conselleria dice que no ha abandonado el comercio pero las ayudas que dicen que han sacado a través de los ayuntamientos son ayudas que se quedaron sin justificar del año anterior porque los 4,5 millones se han dado a los ayuntamientos y lo han utilizado para tapar agujeros”, declara Torres.

Otro aspecto clave en la negociación con la administración son los bonos al comercio, el presidente de Confecomerç señala: “De 10 millones inicialmente aceptados, 5 de los cuales la Conselleria no quería dárnoslos ni ha aumentado nuestro presupuesto. La Conselleria podría 5 millones siempre y cuando los ayuntamientos pusieran la otra mitad pero no hay un plan para que las entidades locales aporten esa cantidad. Nos iremos como mínimo a verano para recibir las ayudas”.

En este sentido, Rafael Torres indica que el IVIE, que es el informe en el que se han basado para no ofrecer ayudas directas al comercio, indica que el sector está muy dañado y es clave para la recuperación económica pero si se incluye el subsector de la alimentación y del equipamiento del hogar parece que la incidencia de la crisis es menor ya que éstos están en crecimiento. “Hay 27.000 empresas centradas en la venta de equipamiento personal que están muy dañadas”, confiesa Torres.

“El escenario es dramático, duermo mal porque recibo llamadas de cómo de afectado está el sector. El tiempo tampoco acompaña y el primer fin de semana de rebajas fue catastrófico porque no estamos acostumbrados a las restricciones ni a este tiempo. Hay muchos subsectores que están sufriendo muchísimo y todo lo que tiene que ver con el equipamiento personal está cayendo mucho en ventas. Estamos con el 30% del aforo y recordamos que el pequeño comercio no supone ningún problema de contagios”, explica el experto en el pequeño comercio valenciano.

En esta línea, el presidente de Confecomerç expone: “Solicitamos a la consellera que volviéramos al 50% del aforo como el comercio esencial pero no solo seguimos con el 30% sino que además nos obligan a cerrar a las 18:00, eso en un formato pequeño tiene mucha más afectación que en las grandes superficies porque nuestras plantillas son cortas y muchos tenemos ERTE, encima no se pueden modificar los contratos por la poca flexibilidad que hay con los expedientes temporales”.

En referencia a la digitalización del pequeño comercio, Rafael Torres asegura que hablaron con la Conselleria y tienen un plan estratégico a 5 años para la digitalización que se vaya dotando del presupuesto pero no hay nada concretado todavía porque se tienen que centrar primero en salvar el sector. Asevera que son planes a medio y largo plazo y aclara que recibieron unos fondos a través de los convenios con las confederaciones destinados para la digitalización de los comercios.

“Creo que hay un problema de entendimiento con las administraciones y la empresa de Feria Valencia está en peligro de quedarse en quiebra. Tiene que haber acuerdos entre el ayuntamiento y la Conselleria para que al menos la deuda la pueda asumir la administración porque la feria hay que salvarla. Debe ser un ente que tiene que seguir subsistiendo ya que apoya y sustenta a muchos sectores”, reivindica Torres sobre la situación de Feria Valencia.

Artículos relacionados