Ximo Puig reivindica la ‘vía valenciana’ del acuerdo, la serenidad y las alianzas con el objetivo de captar fondos europeos por 21.000 millones y crear 190.000 empleos

– Agradece a Pedro Sánchez su apuesta por la cogobernanza y la elección de València para iniciar la ronda autonómica de presentación del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía
– El president pide que las comunidades asuman sus “responsabilidades” ante la segunda ola de la emergencia sanitaria: “No podemos instalarnos en la queja cuando no nos oyen y en la queja cuando sí nos dejan actuar”
– Propone caminar hacia la armonización fiscal, sin ‘dumpings’ y sin “los abusos del ‘efecto capitalidad'” y considera “urgente” corregir “la insuficiencia y la inequidad” de la financiación autonómica
– “Más allá de himnos o banderas”, es la hora de un “patriotismo cívico”, de un “patriotismo responsable, solidario y fraterno”, señala el responsable del Consell

Valencia, 5 de noviembre de 2020

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha reivindicado la “vía valenciana” del “acuerdo”, la “serenidad” y las “alianzas” con agentes sociales, las instituciones y las empresas para afianzar la recuperación económica, una meta en la que la Comunitat Valenciana aspira a aprovechar al máximo la financiación que ofrece la UE con la captación de fondos por valor de 21.000 millones de euros que, tal y como ha señalado, permitirían crear 190.000 empleos en los próximos seis años.

Así lo ha expresado el president durante su participación en la presentación del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española realizada este jueves en València por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

“Sin duda, el futuro inmediato de la Comunitat Valenciana dependerá de nuestra capacidad para presentar buenos proyectos, para captar recursos y gestionarlos con eficiencia”, ha señalado el president, y ha agregado: “Si administraciones y empresas captamos un mínimo de 14.000 millones en seis años, eso se traduciría en la creación de 90.000 empleos en los próximos tres años y de hasta 160.000 empleos hasta 2026, y si alcanzamos unos fondos europeos por valor de 21.000 millones (como es nuestra ambición), llegaremos a los 190.000 empleos creados en la Comunitat Valenciana en los próximos 6 años”.

En un acto celebrado en la Ciutat de les Arts i les Ciències, el responsable del Consell ha agradecido al presidente del Gobierno el “gesto simbólico” de iniciar en la Comunitat Valenciana su ronda autonómica de presentación del proyecto de recuperación para España, al que se llega, tal y como ha recordado, gracias al trabajo desarrollado por el Ejecutivo central en Bruselas para lograr un necesario Plan Marshall.

El president ha expresado también su reconocimiento al presidente por haber impulsado la cogobernanza “con un espíritu autonomista nunca antes visto” en democracia y por su “visión política” en el diseño de un “ambicioso plan concebido para transformar España de raíz, no con parches”.

“Que esta ronda de presentaciones se inicie en València lo considero un reconocimiento a la actitud y al esfuerzo colectivo de la sociedad valenciana”, ha dicho el president, que ha reivindicado la “vía valenciana” para superar la compleja situación actual.

Durante su intervención, el president ha defendido, ante la segunda ola de la emergencia sanitaria provocada por la pandemia, que la cogobernanza “obliga” a las comunidades a “asumir sus obligaciones”. “No es el momento de centrifugar la responsabilidad: ni gobiernos, ni oposiciones”, ha señalado Puig, para añadir. “No podemos situarnos en la queja permanente, en la queja cuando no nos oyen, y en la queja cuando sí nos dejan actuar”, porque “no es un ejercicio de madurez” actuar de ese modo.

“Las comunidades somos Estado, y así debemos actuar como tal”, lejos del “partidismo” y guiadas únicamente “por el interés general”, “porque aquí no estamos para confrontar, sino para ayudar y proteger a los ciudadanos, y ahora es momento de evaluar con bisturí y de responder, a cada momento y en cada lugar, con proporción y guiados por los expertos”, ha dicho.

Acuerdo, serenidad y alianzas

“Acuerdo, serenidad y alianzas. Esa está siendo y va a ser la vía valenciana”, ha señalado también el president, que ha mostrado la vocación de la Comunitat de ser una referencia de la alianza entre administraciones y empresas “sin perder ni un solo día”.

Ximo Puig ha manifestado que esa “vía valenciana” se ha desarrollado a través de tres pilares. El primero de ellos es el acuerdo, y con él “la sociedad valenciana ha demostrado que es la hora de los puentes, no de los muros”, con la consecución de tres pactos: con los agentes sociales, con las instituciones y con los grupos parlamentarios de Les Corts, en torno a 1.068 medidas para la recuperación, ha enumerado.

“El segundo pilar es la serenidad: mientras otros territorios de España hacen de la confrontación, el caos y la fractura su respuesta irresponsable frente al virus, la sociedad valenciana está proyectando un clima de serenidad en todos sus ámbitos”, ha manifestado el president, que ha subrayado cómo “ha imperado el ‘trellat'”, el sentido común valenciano, “un intangible que, humildemente creo, necesita esa España tan colmada de ruido y furia”.

Puig también ha aludido a la apuesta por las “alianzas” entre el sector público y el sector privado como tercer pilar de la “vía valenciana”, en el que las instituciones, además de reforzar el “escudo social” que protege a empresas y familias, están poniendo “especial énfasis en ejercer de palanca” para que los fondos de recuperación “lleguen a las terminales nerviosas de nuestra economía: las empresas, porque son las empresas las que generan empleo y prosperidad”.

El máximo responsable del Consell ha recordado que la creación de empleo es la “piedra angular” del modelo social que defiende la Generalitat, y, dentro de este objetivo, existen tres “retos insoslayables”, como son la transformación de la Administración para la gestión (“Los nuevos fondos europeos no pueden tropezar con el embudo de la burocracia”, ha remarcado), una transición digital y sostenible “justa” y la eliminación de las desigualdades ciudadanas en función del territorio de España en el que habite cada persona.

Armonización fiscal y reforma de la financiación

En este sentido, ha insistido en la necesidad de caminar “hacia la armonización fiscal, sin paraísos fiscales, sin ‘dumpings’, sin los abusos de un ‘efecto capitalidad’ que ha convertido a Madrid en una gran aspiradora”.

Además, como ha reivindicado el president, “también es urgente corregir la insuficiencia y la inequidad del actual sistema de financiación autonómica”, y ello “por cohesión social, y también por cohesión territorial, porque un reparto más justo de los recursos y de las oportunidades será la mejor manera de unir a la España plural, diversa y real que supera en mucho la M-30”.

Puig, que ha aludido a los avances logrados con el reparto del Fondo estatal no Reembolsable de 16.000 millones y con unos Presupuestos Generales que dedican el 9,6 % de inversiones a la Comunitat Valenciana, ha señalado que “es el momento de acabar con los agravios y las asimetrías entre ciudadanos” para evitar una recuperación con diferentes velocidades. “No es un debate identitario, sino de derechos, de igualdad y de bienestar”, ha concluido.

Tal y como ha manifestado también, “más allá de himnos o banderas, es la hora de un “patriotismo cívico”, de un “patriotismo responsable, solidario y fraterno”. “Con esos valores comunes, y con un plus de esfuerzo, de unión y de voluntad para levantarnos, España podrá. La Comunitat Valenciana podrá”, ha añadido.