Vox exige a Ribó responsabilidades políticas por la gestión económica, sanitaria y social de la crisis

Valencia, 4 de junio de 2020.

El concejal del Grupo Municipal VOX, Vicente Montañez, ha exigido al alcalde Joan Ribó, durante la quinta sesión de la Comisión de Reconstrucción del Ayuntamiento de Valencia, responsabilidades políticas por la gestión de la crisis sanitaria, económica y social provocada por la pandemia de la COVID19 en la ciudad de Valencia.

La sesión de hoy, que se ha centrado en la reconstrucción en el ámbito social, ha contado con la presencia de representantes de diferentes actores sociales de la ciudad: la Casa de la Caridad de Valencia, Cruz Roja y Cáritas; la catedrática de Ética en la Universidad de Valencia, Adela Cortina; o la presidenta de la Coordinadora Valenciana de ONGs, Lourdes Mirón, entre otros. El edil de VOX ha aprovechado para señalar la responsabilidad del alcalde cuando la catedrática de Ética ha abogado por la importancia del concepto de “ciudad justa y de confianza”: “En ese entorno de ciudad justa y de confianza desde el punto de vista de las administraciones, y más concretamente desde el punto de vista de este Ayuntamiento, es importantísimo para la confianza de los valencianos la asunción de responsabilidades políticas tanto en materia sanitaria y económica como, en este caso, en el ámbito social”.

Vicente Montañez ha ido un paso más allá y ha condenado las “malas praxis previas” de los dirigentes municipales: “El excesivo endeudamiento no permite disponer ahora de saldo para rescatar a las personas y a las empresas que se han visto afectadas por la crisis, lo que ha supuesto que el Ayuntamiento deje fuera de las ayudas 92% de nuestras pymes y autónomos”.

En el plano social, el concejal de VOX ha reconocido la labor de la Casa de la Caridad de Valencia y se ha sumado a las reivindicaciones de esta organización cuestionando “el retraso y la gestión de los recursos sociales para las personas sin hogar, la escasa cooperación con las entidades privadas que atienden a miles de personas y la falta de protocolos”. Además, ha reprochado el trato a los mayores valencianos y ha calificado de “injusta” la gestión de los centros y residencias de la tercera edad: “Ribó ha dejado atrás a los valencianos y ahora pretende buscar, en esta comisión de consenso progre, una válvula de escape para no asumir ninguna responsabilidad sanitaria, económica ni social”.