Víctor Pérez, pte de FOTUR: “Se está criminalizando al sector del ocio y se nos culpa del aumento de contagios”

-El presidente de Fotur, Víctor Pérez, avisa del cierre de dos tercios de los locales valencianos

Valencia, 11 de agosto de 2020

Apenas un 10 % de los locales de ocio nocturno, pubs, terrazas, discotecas y salas de bailes han abierto en València después del confinamiento obligado y tras el cierre de establecimientos en marzo. Sin embargo, el comportamiento incívico de parte de los cliente de estos locales los ha situado en el ojo del huracán en cuanto a culparlos del crecimiento descontrolado del número de contagios. Por ello, el presidente de Fotur, la patronal del ocio y el turismo de la Comunitat Valenciana, Víctor Pérez, lamenta que «se está criminalizando a este sector, se nos ha puesto en el punto de mira cuando realmente solo puede achacarse un 6,7 % de los contagios por coronavirus a nuestra actividad».

El DJ y productor musical señala que la covid-19 ha supuesto «un antes y un después en la historia de este sector». No en vano, la crisis económica y social del coronavirus «se ha cebado especialmente» con las empresas del ocio valenciano, «de forma más grave si cabe que en 2008. Tanto que es seguro que dos de cada tres pymes del sector van a desaparecer en septiembre», vaticina. En este clima tan adverso, Víctor Pérez señala que las instituciones «lo que tienen que hacer es dejarnos trabajar porque ya que no ayudan pues por lo menos que no molesten». En concreto carga con el alcalde de València Joan Ribó: «No sabemos qué es el Observatorio del Ocio ni nos lo han explicado». La única reunión que han tenido con el consistorio «ha sido a petición nuestra y se ha traducido en crear una nueva mesa de trabajo».

Para este profesional, está claro que en la pandemia y para combatir sus consecuencias más terribles: «El Ayuntamiento de València no nos ha ayudado en nada al sector del ocio». De hecho, recientemente, el propio Víctor Pérez se ha dirigido a los asesores de la vicepresidenta Mónica Oltra y del alcalde: «Para hablar con ellos y pedirles que levanten el pie del acelerador y que no sigan haciendo declaraciones en la línea de que hay que cerrar todos los locales de nocturno de la ciudad de València». «Los empresarios -subraya- pedimos que se llegue a un equilibrio entre garantizar la salud de las personas y una industria que emplea a miles de trabajadores».

«Somos los primeros -indica- que decimos que se cierre un local si no se garantizan las medidas de seguridad higiénico-sanitarias y la última de nuestras propuestas ha sido que se solicite el DNI a los clientes». A diferencia del consistorio del Cap i Casal, el Consell de Ximo Puig y el secretario autonómico de Turismo Francesc Colomer «sí que nos han ayudado, con una línea de ayudas para salvar a los festivales, que nosotros les pedimos que se amplíe al ocio en general». Sin embargo, en el corto plazo «la patronal del ocio está condenada al cierre y dejar en la calle a miles de trabajadores». «Ni las discotecas, ni los pubs ni los salones de banquetes pueden seguir soportando gastos sin llegar a cubrir costes» añade el presidente de Fotur. «Estamos abocados al rescate y en esto me temo que el presidente Puig necesita la ayuda de Europa porque estamos luchando en esta terrible guerra con pistolas de agua». 

Víctor Pérez recuerda que la Comunitat Valenciana vive del turismo y la pregunta es: «¿Quién va a querer visitar la Comunitat si sale de su hotel y no puede ir a cenar a un restaurante, tomarse una copa o ver un concierto? El ocio es pare fundamental de la industria valenciana de la felicidad». sostiene. Y más, «se está criminalizando a un sector que genera un potente negocio inducido: si sales a cenar te compras una camisa, pones gasolina o coges un taxi, o vas a la peluquería», concluye.