Un informe interno asegura que el Gobierno de Ribó y PSOE reconoce “el colapso” en las ayudas de la dependencia y que están siendo seguidos por la conselleria de Oltra

  • El Gobierno de Ribó y PSOE reconoce que “tiene el mismo número de profesionales de dependencia que antes de que se produjese la delegación de nuevas competencias por parte de la Conselleria
  • El informe también alerta a los funcionarios de Servicios Sociales que “estamos siendo seguidos tanto por la dirección general (dependiente de la vicepresidenta Mónica Oltra) como por el Síndic de Greuges y la Sindicatura de Cuentas”
  • El Ayuntamiento reconoce que tiene el mismo número de profesionales de dependencia que antes de que se produjese la delegación de nuevas competencias por parte de la Conselleria
  • Los sindicatos advierten además que “no se cubren bajas de larga duración y que esto obligará a devolver fondos  a la conselleria, un contrasentido inaceptable”
  • La portavoz del Grupo Popular, María José Catalá, denuncia la pésima planificación y organización del Gobierno de Ribó y PSOE en materia de Servicios Sociales por la carencia de personal 

Valencia, 16 de noviembre de 2020

El Gobierno de Ribó y PSOE ha reconocido en un informe interno que en la delegación de Servicios Sociales  “se ha producido un colapso en las listas de espera de personas solicitantes de dependencia” y son más de 13.000 los expedientes pendientes en la listas de espera de dependencia del Ayuntamiento de  Valencia. Este informe es para poner en marcha el plan de choque en Servicios Sociales que ha reclamado el PP para acabar con el colapso.

La portavoz del Grupo Municipal Popular, María José Catalá, lleva desde el inicio del mandato en el Ayuntamiento pidiendo un refuerzo de los Servicios Sociales del Municipales y  un plan de choque para rebajar la lista de espera, especialmente en dependencia. Al mismo tiempo, el Sindic de Greuges, en diferentes informes, pone a Valencia de ejemplo del colapso en materia de Servicios Sociales.

El Gobierno de Ribó y PSOE reconoce que “tiene el mismo número de profesionales de dependencia que antes de que se produjese la delegación de nuevas competencias por parte de la Conselleria”, al tiempo que alerta a los trabajadores de Servicios Sociales que “estamos siendo seguidos tanto por la dirección general (dependiente de la vicepresidenta Monica Oltra) como por el Sindic de Greuges y la Sindicatura de Cuentas”.

También los sindicatos como UGT advierten “nos preocupa mucho la situación en la que puedan quedar el resto de programas ya muy colapsados. La exclusividad en la dedicación de un número considerable de profesionales a la dependencia va a dejar en evidencia la enorme carencia de personal, que necesariamente va a afectar a las cargas de trabajo de todo el personal de los centros municipales de servicios sociales”.

Y los propios sindicatos acusan al Gobierno de Ribó y PSOE de la situación en Servicios Sociales y afirman que “se está incumpliendo  la obligación de sustituir bajas de larga duración, cuestión que va a obligar a devolver los fondos a Conselleria, un contrasentido inaceptable. Los sindicatos somos muy críticos en esta cuestión. El personal no llega, las bolsas no se ejecutan y sigue sin aprobarse un reglamento de funcionamiento de bolsas de trabajo que haga atractivo aceptar contrataciones muy acotadas en el tiempo”.

Catalá ha señalado que “la ineficaz gestión del Gobierno de Ribó y PSOE ya tiene sus consecuencias. Es lamentable que el Gobierno municipal incapaz de planificar quiera cargar su responsabilidad en los trabajadores de unos Servicios Sociales mermados donde no se cubren las bajas y donde la listas de espera cada día van a más”.

La portavoz Popular ha denunciado que “este plan de choque llega tarde y es muy chapucero pues en lugar de reforzar el servicio con más personal se pide a los trabajadores que dejen de hacer otras funciones para dedicarse por completo a realizar informes de dependencia dejando otros programas sin personal”.  

Investigación del  Síndic de Greuges

El Síndic de Greuges abrió en agosto una investigación de oficio al Ayuntamiento ante “la tardanza inaceptable” en la tramitación de la Dependencia y la Renta de Inclusión y pidió al Gobierno de Ribó y el PSPV que le informase sobre la situación de las listas de espera en los Centros Municipales de Servicios Sociales (CMSS)

La investigación de oficio abierta por el Síndic de Greuges, según se recoge en un requerimiento de información que hizo al Ayuntamiento, se produce ante la acumulación de quejas por los retrasos en la tramitación de la dependencia y de la Renta Valenciana de Inclusión, y a raíz de las noticias aparecidas en distintos medios de comunicación sobre familias en situaciones de extrema vulnerabilidad económica que tiene que esperar hasta el 23 de diciembre de 2020 a que se le valore.

“En la situación actual de crisis sanitaria y económica por la pandemia del coronavirus, la atención social a las personas más vulnerables, debería ser una prioridad de todos los gobiernos, tanto municipales como autonómicos y el del Estado, pero lamentablemente vemos que para Ribo y Oltra no es así”.