Santiago Álvarez en “El Intercafé”: “En el SEPE “achicamos agua” con los ERTEs y ya tenemos cita previa de 23 a 30 días en las oficinas”

Valencia, 15 de julio de 2020

El delegado del sindicato CSIF en la provincia de Valencia del organismo SEPE, Santiago Álvarez, ha señalado en el programa “El Intercafé” que “en principios de julio en condiciones normales, estaríamos en 1 día o 2 de cita previa, y en la actualidad hay más de 23 días con cita previa”.

De hecho, Santiago Álvarez reconoce que “hemos quintuplicado la media anual de expedientes, la plantilla sigue siendo la misma o menos y por lo tanto hemos asumido cargas de trabajo muy duras”.

Por este motivo, el delegado en el SEPE de CSIF CV explica que “en la provincia de Valencia, trabajan en el SEPE 380 personas, están operando 28 oficinas, pero hay que recalcar que trabajamos con las prestaciones anteriores, los ERTE y los problemas que puedan surgir con los ERTE”.

Asimismo, Santiago Álvarez afirma que “en este momento hay muy pocos ERTEs que se han convertido en EREs, pero existen ciertos ERTEs como los de reducción que provocan mayor carga de trabajo por su variabilidad”. Por otro lado, el abogado laboralista Vicente Blanch, indica que “nosotros hemos presentado 80 expedientes de ERTEs y más de 30 empresas no van a poder continuar”.

En cuanto a los datos de expedientes que se han regulado en la Comunitat Valenciana, Santiago Álvarez manifiesta que “los datos oficiales dicen que quedan muy pocos expedientes por regular, pero existen muchas irregularidades que quedan por resolver, y muchas empresas que tampoco han podido presentar todos los datos”.

En referencia a las competencias entre las oficinas de empleo de la Generalitat Valenciana y el SEPE, Santiago Álvarez indica que “esto viene por razones anteriores en las que se cedieron las competencias, pero sí nos quejamos de que ocupamos menos espacio que ellos y no existe una sincronización entre las dos administraciones”.

Por su parte, el concejal de VOX en el Ayuntamiento de Valencia, Vicente Montañez, apunta que “tenemos elementos públicos que no se pueden utilizar por la inexperiencia en ciertos aspectos en los que serían muy útiles, como es el caso de la tramitación de ciertos expedientes”.