Rafael Torres, presidente de Confecomerç: “Un 20 % del pequeño comercio tendrá que cerrar tras la crisis sanitaria”

  • Desde Confecomerç piden al Gobierno ayudas directas para el sector más allá del tiempo que dure el estado de alarma

Valencia, 15 de abril de 2020

La incertidumbre generada alrededor de la suspensión del estado de alarma y las cifra económicas que se prevén para los próximos meses, dibujan un escenario negro para el pequeño comercio valenciana desde donde oscilan que un 20% se verán obligados a cerrar en los próximos meses debido a la crisis sanitaria.

Un futuro incierto para el que piden la colaboración del Gobierno central con ayudas directas para los pequeños comercios, más allá de los ERTEs y concretando por ejemplo en subvenciones para el alquiler de los locales.

Así lo manifestaba el presidente de Confecomerç, Rafael Torre, en declaraciones al programa InterCafé de Intereconomía Valencia recogidas por el periodic.com: “Las perspectivas son malas y va a ser muy difícil remontar”. Y es que, tal y como denuncia Torre, las ayudas concedidas por el Ejecutivo no son suficientes.

“Hay una sensación común entre el sector: tener miedo a volver a abrir. Miedo a cuando nos digan que podemos subir la persiana y no haya nadie que entre en las tiendas, porque la gente no va a salir a la calle. La demanda no se va a crear sola” apunta el presidente del pequeño comercio valenciano.

Una situación que afecta a unos 60.000 comercios de toda la Comunitat Valenciana, desde donde están viviendo la pandemia del coronavirus con la mirada puesta en el futuro pues aunque ahora mismo se hayan podido acoger a un expediente de regulación temporal no saben cómo van a ser sus ingresos en unos meses. “Si se hunde la economía vamos a tener un gravísimo problema” recuerda Rafael Torre.

“Muchas empresas si se ven obligadas a mantener el empleo durante seis meses por haber recibido las ayudas de los ERTE van a tener que acabar cerrando o despidiendo a gente y por tanto devolviendo esas ayudas” recuerda, al tiempo que incide: “Llevamos ya tiempo sugiriendo que estas ayudas se tienen que alargar en el tiempo, y contemplar varios escenarios e ir adaptándonos a ellos”.

Entre las ayudas que solicitan desde Confecomerç destacan las destinadas al alquiler, uno de los principales gastos de estos comercios. Además, desde la organización recalcan en la necesidad de centrar parte de las políticas económicas en las pymes pues de no ser así “si la situación continúa igual y no se establecen otro tipo de ayudas un 20% del comercio que cierre o inmediatamente o a lo largo del año”.

Fuente: elperiòdic.com e Intereconomía Valencia