PP: “La Sindicatura revela que el Ayuntamiento de Valencia no dispone de controles de cirberseguridad para proteger la información”

  • El PP reclama al Gobierno de Ribó y PSOE que tome medidas para mejorar los sistemas de control de la ciberseguridad 
  • El Ayuntamiento de Valencia está en ciberseguidad por debajo de los otras capitales de provincia como Alicante o Castellón
  • El índice de madureza en ciberseguridad es del 47,5 % cuando el objetivo del índice requerido es del 80%

Valencia, 22 de julio de 2020

La auditoría en ciberseguridad realizada por la Sindicatura de Cuentas revela que el Ayuntamiento de Valencia “no dispone de un conjunto de controles de ciberseguridad que permita proteger sus sistema de información de manera satisfactoria”.  

La Sindicatura ha suspendido al Ayuntamiento de Valencia, según la auditoría tiene unos índices de madureza en ciberseguidad que se sitúa en el 47,5% cuando el objetivo del índice requerido es del 80%. El Ayuntamiento de Valencia está  por detrás de las otras dos capitales de provincia, Alicante (48,8%) y Castellón (51,0%).

Desde el PP, la concejala Paula Llobet, ha pedido hoy al gobierno de Ribó y PSOE tras los resultados de la auditoría “se mejoren los sistemas de controles de la ciberseguridad en el Ayuntamiento y evitar sucesos como los ocurridos en la EMT donde fueron robados de las cuentas de la empresa pública 4 millones de euros durante un mes en sendas transferencias sin que nadie se diera cuenta”.

Llobet recuerda al Gobierno de Ribó que es la propia Sindicatura quien reclama tras la auditoria “un mayor compromiso de los órganos de Gobierno del Ayuntamiento con la ciberseguridad” y como dicen desde la Sindicatura “mantener una ciberseguridad adecuada y un sólido sistema de protección ante las ciberamenaces es más necesario que nunca”.

Según las conclusiones de la auditoría realizada por la Sindicatura de Comptes “ningún ayuntamiento auditado dispone de un conjunto de controles de ciberseguridad que permita proteger sus sistemas de información de manera satisfactoria, eso es, al nivel exigido por lENS, ni cumplen de manera razonable la normativa relacionada con la seguridad de los SIC”.

“La Sindicatura ha auditado hasta quince Ayuntamientos de la Comunitat Valenciana y como dice en sus conclusiones  “el índice de madurez medio de los quince ayuntamientos es el 44,2%, y en todos los ayuntamientos índice de madurez global de los CBCS es inferior al 39%; cuando objetivo requerido es del 80%. Ningún consigue el nivel de madurez N3 requerido”.

“Los malos resultados obtenidos muestran que los sistemas de información están en riesgo ante las amenazas de ciberseguridad y que los ayuntamientos deben mejorar los controles para gestionar la seguridad de la información, garantizar la continuidad de la prestación de los servicios públicos y hacer frente a los ciberiesgos”, añaden en sus conclusiones.