Pedro Reig, director de Asucova: “Los supermercados somos los más interesados en que los productores tengan precios justos de venta”

Valencia, 21 de febrero de 2020

“Los precios correctos en el origen de frutas y hortalizas aportan un valor fundamental en la cadena alimentaria. Y por ello, los supermercados siempre estaremos del lado de los productores, porque de su estabilidad dependemos todos, tanto distribuidores como consumidores”.

Con estas palabras, Pedro Reig, el director de la patronal valenciana de supermercados, Asucova, ha destacado “la necesidad de alcanzar un gran acuerdo que beneficie a los agricultores, para que puedan alcanzar precios rentables de venta por sus cosechas”.

En este sentido, Reig afirma que “reclamamos también un observatorio de precios objetivo y sin ninguna intencionalidad, porque se está simplificando el problema y algunas organizaciones agrarias acusan a los supermercados directamente, cuando el problema se produce en toda la cadena de distribución”.

Por ello, el director de Asucova asegura que “éste observatorio debe ser transparente y con carácter público, para detectar donde se están produciendo irregularidades y así, poder actuar de la forma más correcta posible”, refiriéndose al que se fundó en 2011 y que en su opinión “funcionó de manera adecuada”.

A este respecto, Pedro Reig ha señalado que “la simplicidad se ha producido, porque el nivel de rotundidad va ligado al de la ignorancia”. Y a su vez,ha admitido que “los supermercados debemos mejorar en algunos aspectos para cambiar la situación en beneficio de los agricultores, pero también deben producirse a lo largo de toda la cadena alimentaria”.

Asimismo, también ha destacado que “desde ASUCOVA debemos garantizar las relaciones estables con los proveedores de manera legal y contractual, y potenciar la compra en proximidad, ya que nos beneficia en determinadas campañas”.

Por otra parte, Pedro Reig ha comentado en relación con la ICA, el órgano regulador y sancionador, que “se han producido 426 sanciones en este último año 2019, de las que la mayor parte han sido por el incumplimiento de los plazos de pagos. Y también, porque los diferentes agentes de la cadena alimentaria no hemos incluido en los contratos unas relaciones seguras dentro de la legalidad en las operaciones comerciales”.