Pedro Reig, director de ASUCOVA: “El Gobierno no puede acusar a los supermercados, porque solo comercializamos el 7% de la producción agraria”.

Valencia, 12 de febrero de 2020. 

El director de la Asociación de Supermercados de la Comunidad Valenciana, Pedro Reig,, ha señalado en el programa “Ciclo Empresarial” de Intereconomía Valencia que “el Gobierno no puede acusar a los supermercados con los precios agrarios, porque solo comercializamos el 7% de la producción anual, ya que el 80% se dedica a la exportación y el resto a otras vías de comercialización”.

Por ello, ASUCOVA que tiene más de 1000 establecimientos y posee el 56% de la superficie de alimentación organizada en la Comunidad Valenciana, lo que supone “tener un supermercado a menos de 10 minutos andando de cada hogar y a 3 en ciudad, con unas condiciones de precio muy buenas, ofreciendo una gran variedad y calidad”, según Reig, apuesta por “un modelo equilibrado en la producción ya que somos los primeros interesados en resolver esta problemática”.

Y es que para la patronal de supermercados valenciana “un tercio del coste del aumento del precio se genera desde la producción hasta la recolección, mientras que otro porcentaje se sitúa en la distribución intermedia y el resto se deriva de los costes logísticos hasta que llega finalmente a los lineales de los supermercados. Por tanto, es una cadena con demasiados implicados, lo cual encarece forzosamente el producto que llega al consumidor”.

Asimismo, Pedro Reig afirma que “no se pueden fijar precios mínimos para compensar a los productores, porque es ilegal, según las normativas de la Unión Europea y además, no ha funcionado en otros países comunitarios, debido a que el problema está en la rentabilidad de las explotaciones agrarias. Una situación que ha explotado, por ejemplo, en los productores de aceite”.

A este respecto, “el director de ASUCOVA asegura que “los supermercados queremos  ofrecer un marco de seguridad y estabilidad en la compra de los productos, por lo que no tenemos el interés de perder una escala equitativa y justa en toda la cadena de producción, cuyos principales beneficiados sean los propios agricultores. Además, apunta Reig, Mercadona o Consum son una referencia de este sistema, ya que aplican el código de buenas prácticas desde hace años”.

Por este motivo, Pedro Reig propone a todos los eslabones en la cadena de producción “sentarse y analizar la mejor solución para afrontar las etapas de un producto desde su origen hasta su comercialización, a fin de resolver el problema clave que es la rentabilidad en la explotación agraria”.