Pastor anuncia una enmienda para que los 622.000 euros que el Consell destina para “hechos de hace 80 años” se destinen a las víctimas del COVID

  • “Es impresentable que en esto momentos el Botànic no destine ni un euro a las víctimas de la pandemia”
  • Propone que la partida se destine a la atención psicológica a pacientes y familiares de las víctimas y a asesoramiento administrativo y jurídico ante el fallecimiento de una persona próxima
  • “La conselleria de Transparencia no solo es cara, tiene demasiado aparato político para un presupuesto cuya ejecución es ridícula” 
  • De 57 millones dedica el 26% a personal: tiene más altos cargos, más asesores y más coste que su predecesor y sin embargo tiene menos competencias

Valencia, 6 de noviembre 2020

El portavoz de Transparencia del Grupo Parlamentario Popular, Fernando Pastor, ha anunciado hoy que el GPP presentara una enmienda para que los 622.000 euros que la conselleria de Transparencia destina a “hechos ocurridos hace 80 años” los destine a las víctimas del COVID. 

“No es justo, razonable ni coherente y es, desde el punto de vista político, impresentable que en esto momentos el Consell destine 622.000 euros a las victimas ocurridas hace 80 años, al franquismo y la Guerra civil, mientras destina 0 euros a las víctimas del COVID de un presupuesto de más de 25.000 millones de euros”, ha criticado

“No es el momento” ha añadido, “este Consell es incapaz de mirar a la cara, de respetar y no ningunear a las víctimas actuales, a quienes han padecido o han perdido a alguien en esta pandemia y que están a nuestro alrededor” por lo que les ha sugerido que “corrijan esta situación”. 

Para ello, el PP propone que esa partida se destine a la atención psicológica especializada e individualizada a pacientes y familiares de las víctimas, queremos que tengan asesoramiento administrativo y jurídico ante el fallecimiento de una persona próxima y que tengan todo el apoyo social necesario.

Además, le ha afeado que presente unas cuentas de 57 millones donde la partida de personal supone ya el 26%, unos 15 millones de euros cuando “ha sido incapaz de gestionar los 42 millones restantes” porque los niveles de ejecución hablan de cuantías “ridículas que apenas llegan al 3 o al 6% en según qué líneas. Muchas direcciones generales tienen más presupuesto, menos personal y más ejecución”.

Ante esta situación, ha señalado que Rosa Pérez Garijo es una consellera “cara porque tiene mucho aparato político que cuesta mucho de mantener para ejecutar lo poco que queda y con unos niveles de cumplimiento mínimos”. “Tiene más altos cargos, más asesores y más coste de personal que su predecesor pero curiosamente tiene menos competencias” ha señalado por eso “objetivamente es una consellera cara”. 

“Es imposible que saque pecho por participación ciudadanos cuando niega la participación a quienes más sufren actualmente, que son las víctimas del COVID. Es inaudito. Y además, ha votado reiteradamente en contra de comisiones de investigación que hubieran arrojado algo de luz a la gestión de Puig”. 

Respecto a las subvenciones ha señalado que “no se trata de ir a la carrera, de ver quién es más sectario” y ha criticado que introduzca “unas órdenes de subvención con una serie de requisitos que crea un embudo imposible porque son muy pocos los valencianos que pueden cumplir con esos requisitos”.