Oltra: ‘Más de 2.000 personas que cuidan a sus familiares dependientes se han inscrito para recibir un reconocimiento profesional por esta labor’

– La Conselleria de Igualdad envió en noviembre una carta informativa a los cuidadores y cuidadoras para el reconocimiento de sus competencias y experiencias
– Educación prepara la convocatoria de las primeras plazas a las que podrán aspirar las personas inscritas para adquirir formación

Valencia, 21 de agosto de 2020

La vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ha señalado que más de 2.000 personas cuidadoras de un familiar dependiente se han inscrito en el censo que se habilitó el pasado mes de noviembre, para que se les pueda reconocer profesionalmente esta labor, como paso previo a una homologación profesional.

Oltra ha recordado que este censo es resultado del acuerdo alcanzado entre la Vicepresidencia, la Conselleria de Educación, Cultura y Deporte, y la de Economía Sostenible, Sectores Productivos Comercio y Trabajo para impulsar un plan de actuación dirigido a las personas cuidadoras en el entorno familiar que deseen integrarse laboralmente en el sector profesionalizado de atención a personas dependientes, y no dispongan de cualificación profesional específica.

Este acuerdo de colaboración ofrece a las personas cuidadoras que lo deseen y lo soliciten la posibilidad de acceder a una cualificación profesional de Atención Sociosanitaria a Personas en el domicilio o en instituciones sociales, como residencias o centros de día.

Para Oltra, la obtención de este reconocimiento “facilita a las personas que no disponen de cualificación específica su integración laboral en el sector profesionalizado de atención a personas en situación de dependencia”.

Este acuerdo de colaboración de la Generalitat se estima que podría beneficiar a las 36.761 personas cuidadoras en el entorno familiar menores de 65 años que hay en estos momentos en la Comunitat Valenciana. Por provincias, 12.324 en la Alicante, 4.116 en la Castellón y 20.321 en la Valencia.

Las personas que soliciten este reconocimiento deberán complementar su formación con otras acciones formativas, además para su cualificación se tendrán en cuenta los cursos de formación organizados por la Conselleria de Igualdad o por los ayuntamientos en materia de dependencia con una duración mínima de 25 horas.

La economía de la vida

La vicepresidenta ha señalado que este acuerdo “es un claro ejemplo de las políticas impulsadas por el Consell del Botànic, que pretenden una forma diferente de construir un modelo de crecimiento basado en la “economía de la vida”, reconociendo “a las decenas de miles de personas, mayoritariamente mujeres, que se dedican a cosas tan necesarias como criar, cuidar y curar”.

“Estas son tres actividades imprescindibles para el sostenimiento de la vida”, ha continuado, y ha añadido que situaciones como las vividas recientemente como consecuencia de la pandemia por la COVID-19, han servido para poner en evidencia que estas deben ser las bases sobre las que se construya la sociedad, en el presente y en el futuro.

La vicepresidenta ha incidido en que se trata de una iniciativa del Consell que supone “un paso más en el reconocimiento de derechos, en este caso dirigido a las personas que lo han dejado todo para atender a las personas dependientes, y que en el 82% de los casos son mujeres”.

Primeros cursos

Desde Igualdad ya se ha trasladado a la Conselleria de Educación la relación de inscripciones que se han producido en el censo de personas cuidadoras en el entorno familiar que cumplen los requisitos a fecha de 1 de julio y que ascienden a un total de 2.069 personas.

Por su parte, la Conselleria de Educación está preparando la convocatoria de las primeras plazas a las que podrán aspirar las personas inscritas en el censo para realizar la formación necesaria que reconozca la competencia profesional que han adquirido por su experiencia como cuidadores.

Desde la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas se envió el pasado mes de noviembre una carta informativa a las personas cuidadoras en el entorno familiar susceptibles de acogerse a esta medida, indicándoles los pasos a seguir para inscribirse en el censo y acceder a un procedimiento que tendrá en cuenta la experiencia como persona cuidadora en el entorno familiar, y que se podrá completar con unos módulos formativos que se ofertarán a tal efecto por parte de la Conselleria de Educación y Labora.

Esta medida, ha concluido la vicepresidenta, “cierra el círculo de profesionalizar los cuidados en el entorno familiar”.