Oltra: “La Comunitat Valenciana supera por primera vez desde la aprobación de la ley de dependencia la cifra de 100.000 personas atendidas”

– La vicepresidenta ha presentado el balance de la gestión del sistema de dependencia desde 2015
– Para hacer frente a la pandemia, la Conselleria refuerza con 369 profesionales los equipos de centros residenciales de personas dependientes

Valencia, 14 de enero de 2021

El sistema de atención a la dependencia de la Comunitat Valenciana ha superado por primera vez desde la aprobación de la ley la cifra de 100.000 personas en situación de dependencia atendidas, según ha anunciado la vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, durante la presentación del balance de gestión del sistema de la dependencia de los últimos cinco años.

Oltra ha destacado que en estos momentos hay 103.326 personas atendidas a través de algún servicio o prestación económica y se ha logrado que en estos momentos 219 municipios de la Comunitat Valenciana estén resolviendo los expedientes dentro del plazo de 6 meses que establece la Ley de promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia.

Desde el inicio de la pasada legislatura “se han incorporado al sistema 61.331 nuevas personas beneficiarias” gracias a la gestión de 115.994 expedientes, lo que evidencia, ha señalado la vicepresidenta, “el gran esfuerzo que se está realizando en el área de la dependencia”.

Oltra ha afirmado que la agilización en la resolución de expedientes y en la incorporación, por tanto, de nuevos beneficiarios al sistema se debe “al plan de impulso diseñado por la Conselleria con el objetivo de reducir el número de personas pendientes de atender que había en junio de 2015 y que alcanzaba las 45.000 personas”, cantidad que en estos momentos se ha reducido un 105%.

La vicepresidenta ha destacado también el incremento “año tras año” del número de solicitudes, “138.986 solicitudes presentadas desde julio de 2015”, un dato que, a su juicio, pone de manifiesto “el aumento de la confianza de la ciudadanía en el sistema”.

Durante su intervención, Oltra se ha referido a la situación tan difícil que en estos momentos se está viviendo en los centros residenciales de personas en situación de dependencia, y ha anunciado que, para hacer frente a la pandemia y proteger a los colectivos más vulnerables, “se van a reforzar las plantillas con la incorporación de 369 profesionales desde el próximo mes de febrero y hasta septiembre”, que se distribuirán entre centros residenciales de personas mayores, con diversidad funcional e infancia y adolescencia.

Asimismo, el presupuesto de la Conselleria para 2021 contempla una partida para mejorar las ratios de las residencias públicas de personas mayores con la contratación de 130 personas de atención directa.

Inversión en la dependencia

Respecto a la inversión en el sistema de atención a la dependencia, Oltra ha incidido en el crecimiento del presupuesto, “el doble que hace cinco años”, lo que ha permitido pasar de 429,5 millones en 2015 a los 907,9 millones de euros que se destinaron en 2020.

En este punto, la vicepresidenta ha hecho hincapié en que la apuesta por las personas en situación de dependencia “es exclusivamente autonómica”, con una escasa aportación por parte del gobierno central, “muy lejos del 50% que establece la ley”. Así, del total destinado el pasado año el Consell aportó 798,7 millones de euros frente a los 109,1 del Gobierno de España.

Por otra parte, el sistema de valoraciones implantado hace cuatro años por Igualdad ha permitido incrementar también de forma constante y progresiva el número de valoraciones. De esta manera, con 802 personas valoradoras frente a las 17 que había hace cinco años, se ha podido pasar de 8.623 valoraciones en todo el año 2014 a las 33.501 realizadas durante 2020, una cifra que sube hasta las 39.318 si se tienen en cuenta las revisiones de grado.

Cambios en el modelo

Para la vicepresidenta, los avances constantes y crecientes en valoraciones y resolución de expedientes son resultado “de los cambios producidos desde el inicio de la pasada legislatura en la gestión del sistema”.

En este sentido, ha señalado que en materia de personal no solo se han reforzado los servicios de dependencia de la Conselleria con nuevos funcionarios, sino también los servicios municipales “con un importante incremento presupuestario para crear una red profesional que permita a los ayuntamientos asumir la valoración y tramitación de expedientes”.

Asimismo, además de subir a máximos las prestaciones económicas, los pagos mensuales que se realizan no solo por las nóminas sino también los correspondientes al pago de la retroactividad, que se paga de una sola vez, y a herederos se abonan durante los primeros 5 días hábiles de cada mes.

Gestión del sistema durante la pandemia

Durante la presentación del balance, la vicepresidenta ha recordado que el sistema de atención a la dependencia de la Comunitat Valenciana continuó funcionando durante el estado de alarma decretado por la COVID-19, superando con 7.399 expedientes resueltos durante los meses de marzo, abril y mayo, la cantidad de resoluciones que se gestionaron en el mismo periodo de tiempo del año anterior y que alcanzó los 6.955 expedientes.

Esta gestión fue reconocida por la Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales en el informe que elaboran y que situó a la Comunidad Valenciana junto a Canarias y Asturias como las únicas autonomías donde creció el número de personas beneficiarias durante esos meses.

Por último, la vicepresidenta ha asegurado que, con un presupuesto que crece un 6% este año, se va a continuar trabajando “para asumir nuevos retos”, como la desinstitucionalización de las personas y para profundizar en una atención domiciliaria “integral, multidisciplinar, comunitaria y moderna” a través de los programas CuideM, Menjar a casa y Major a casa, que para este año cuentan con un presupuesto de 31,8 millones de euros, un 46% más que en 2020.