Mompó denuncia que el corte de carreteras por el confinamiento en Benigànim obliga a hacer itinerarios kilométricos a los vecinos de Bellús

  • La Generalitat no ha consensuado con este municipio las medidas que les afectan como población colindante a Benigànim
  • Los vecinos de Bellús tienen que desplazarse por una carretera 23 kilómetros hasta el centro de salud de Benigànim cuando antes recorrían 4
  • Mompó también pide celeridad en la entrega de los resultados de PCR que, en el caso de los vecinos de Benigànim, sufren «demoras injustificables»

Valencia, 3 de septiembre de 2020

El presidente provincial del PP, Vicente Mompó, ha denunciado «la falta de previsión» en la toma de decisiones de la Generalitat respecto al confinamiento de la población de Benigànim por la extensión de la pandemia de coronavirus y que «lleva aparejado un sinfín de problemas para vecinos de los pueblos colindantes como es el caso de Bellús».

Los vecinos de la población de Bellús tienen que desplazarse al centro de salud de Benigànim para recibir atención sanitaria y tal y como ya ha denunciado la alcaldesa de Bellús, Susana Navarro, «antes recorrían 4 kilómetros y ahora se ven obligados a hacer 23».

El motivo no es otro que el corte de carreteras, sin previo aviso, que Mompó califica de «inaceptable». El presidente provincial, al igual que la alcaldesa de Bellús, consideran que «lo primero es la salud de las personas y siempre vamos a apoyar las medidas que ayuden a preservarla» pero entienden que «lo que no es de recibo es que no se haya escuchado a las poblaciones colindantes que se ven afectadas por estas decisiones».

Para salir de Bellús hay tres carreteras. La de acceso a Benigànim, la más utilizada, se ha cortado sin dar la posibilidad a los vecinos de Bellús de entrar en el citado municipio para recibir atención sanitaria, ir al banco o acudir a los comercios locales.

La segunda, de salida hacia Xàtiva y de titularidad autonómica, está en obras. Por ello, los vecinos de Bellús solo tienen la opción de ir en dirección hacia Olleria y para llegar a Benigànim tienen que dar un rodeo de 23 kilómetros.

Vicente Mompó ha lamentado «la falta de interlocución de la administración autonómica con los municipios en situaciones como éstas que, por desgracia, se pueden repetir en otras localidades».

Para el presidente provincial es «básico que haya sentido común en esta toma de decisiones y que se facilite al máximo la vida de los vecinos», algo que en esta ocasión no se ha producido, al igual que la falta de previsión en una extensión del coronavirus de la que estaban alertados en Benigànim «desde principios de agosto».

Del mismo modo ha denunciado las «demoras injustificables» en la entrega de los resultados de PCR a los vecinos de Benigànim por la avería de una máquina en Xàtiva. «No tiene sentido que tengan que esperar siete u ocho días para saber si han dado positivo o negativo», ha indicado Mompó, quien recuerda que la actuación rápida «puede prevenir y frenar una extensión exponencial de la enfermedad».

«El protocolo debe estar claro y si hay un fallo en la máquina de PCR o faltan reactivos o cualquier otra circunstancia, las pruebas deben derivarse a otras áreas de salud que sean capaces de dar los resultados en 48 horas máximo», ha indicado Mompó.

Ha advertido que, en este caso, las pruebas derivadas al Hospital General de Valencia están tardando una semana cuando quizás pueda haber otras alternativas como «el hospital de Alzira, el de Gandia, laboratorios privados o contratación de personal extra durante el periodo que dure la emergencia».

La alcaldesa de Bellús, Susana Navarro, ha afirmado que «no se ha pensado en los vecinos a la hora de tomar medidas por la desgraciada extensión de la pandemia en Benigànim».

Y también ha denunciado que se han cancelado actividades importantes para su municipio como el campeonato de España de pesca en agua dulce que debía celebrarse en el pantano de Bellús y que «por el simple hecho de que había un camino que era término de Benigànim –pero muy alejado del pueblo– y por el que debían transitar algunos de los participantes se ha cancelado y trasladado a Fortaleny con el consiguiente perjuicio económico para Bellús».