Mercadona lanza la campaña “Lo que importa no se ve” para poner en valor su perfumería e invierte más de 1 millón de euros

 En esta sección se ofrecen más de 100 fragancias y productos de cosmética  distintos, todos ellos desarrollados y puestos a la venta tras haber escuchado al  cliente 

Valencia, 4 de noviembre de 2020

Mercadona, compañía de supermercados físicos y de  venta online, lanza la campaña “Lo que importa no se ve” para poner en valor La Perfumería e  invierte más de 1 millón de euros. En esta sección “El Jefe” (cliente) puede encontrar entre  fragancias y productos cosméticos más de 100 referencias, todos ellos, desarrollados y puestos a  la venta siempre tras haber escuchado qué necesita el cliente.  

Esta campaña nace de la idea de que en el mundo de la perfumería se valoran generalmente solo  los elementos visibles, como la imagen, el diseño o la marca, pero hay otra parte, “Lo que importa no se ve”, que se quiere poner en valor: el minucioso trabajo que hay detrás del proceso de  elaboración de los productos de Mercadona, con el objetivo de obtener Calidad de 10. La selección de los mejores ingredientes, la labor de proveedores especialistas como RNB, Flor de  mayo, Premi, Firmenich, Global Fragance, Symrise, Wecolors, Givaudan y You Cosmetics, las  horas de esfuerzo y talento de los especialistas y, en definitiva, la calidad es aquello que hace  únicos nuestros productos.Todo eso que no se ve y que para Mercadona es lo más importante.  

Proceso de elaboración de los productos de Mercadona 

En primer lugar, se produce una fase de captación en la que los especialistas, trabajadores de  Mercadona que se encargan de observar a pie de tienda o en los centros de coinnovación las  preferencias y necesidades de los clientes, recogen toda la información de lo que quieren los  “Jefes” (clientes) hablando con ellos y escuchándolos. A continuación, comienza la fase de  definición, en donde esa información se traslada al departamento de Compras para que hagan  partícipe a los proveedores especializados en estos productos.  

Luego, llega la fase de creación, en donde, partiendo de la información que han proporcionado los “Jefes” (clientes), se utilizan los mejores recursos y materias primas con los que los proveedores  elaboran distintas propuestas de producto buscando la máxima excelencia.  

Finalmente, se hace una selección de las mejores propuestas y los especialistas de producto se  vuelven a reunir con los clientes para conocer su opinión. Y solo aquellos productos que cumplen  con lo que el cliente quiere, salen a la venta.