Mazón: “Me descarto para ser candidato en el próximo congreso regional”

Valencia, 5 de diciembre de 2020

El presidente provincial del PP y de la Diputación de Alicante asegura que “agradezco el interés hacia mi persona, pero recalco una vez más, que no hay debate sobre mi candidatura al congreso regional, porque tengo muchos retos por cumplir en el PP de Alicante, ya que solo llevo cuatro meses como presidente provincial”.   El debate parece zanjado. Una vez más. O al menos esa es la sensación que trasmitieron ayer, la presidenta del PPCV Isabel Bonig y el presidente provincial de los populares y de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón cuando comparecieron en rueda de prensa para explicara reunión con el objetivo de reducir la carga fiscal en los ayuntamientos y las instituciones provinciales donde gobierna el Partido Popular en la Comunitat Valenciana, para contrarrestar así las próximas subidas de impuestos a nivel nacional y autonómico impuestas por Sánchez y Puig

Por ello, Mazón recordaba que “a pesar del interés que muestran los medios hacia mi persona, y después de haberlo dicho unas cuantas veces, dejo claro que no hay debate sobre mi posible candidatura al próximo congreso regional, porque tengo muchos retos que cumplir con el PP de Alicante, ya que fui elegido hace solo cuatro meses”.  

De esta forma, Carlos Mazón, a priori, despeja el camino sobre la opción de Isabel Bonig para ser la única o la gran favorita en caso de que haya más candidatos, para revalidar su cargo como presidenta del PPCV en el congreso regional que se celebrará en 2021, perfilando también su  posible candidatura al frente de los populares valencianos para las elecciones autonómicas de 2023.

Ambos dirigentes han realizado estas declaraciones en el marco de la reunión que han mantenido para presentar las propuestas fiscales que llevará a cabo el PP en aquellas administraciones que gobierna en la Comunitat Valenciana, como es la rebaja del IBI al 10% en ayuntamientos alicantinos como Torrevieja, Benidorm o la ciudad de Alicante, o de Alfafar y Puzol en la provincia de Valencia, por citar algunos consistorios populares, rebajando así la carga impositiva.

En este sentido, Mazón recordaba que “estamos preocupados por la presión fiscal que se avecina para los ciudadanos y para los empleadores, las pymes. Por eso hemos acordado dar unas recomendaciones en los ayuntamientos e instituciones donde gobernamos para tratar de, en la medida de lo posible, congelar, reducir, suspender o eliminar el mayor número de tasas municipales e impuestos locales.

Asimismo, el dirigente popular alicantino ha subrayado que “el objetivo es mantener y recuperar empleos, de personas en ERTE y permitir opciones de empleabilidad y recuperación económica que es lo que necesita ahora la Comunitat Valenciana”.

A este respecto, el presidente de la Diputación de Alicante ha indicado que “nuestro objetivo es intentar compensar esta subida indiscriminada de impuestos de Sánchez y Puig, dentro de la capacidad de cada municipio. Esto sería no solo en municipios gobernados por el PP, sino también en las diputaciones y presentar propuestas desde la oposición”.

Mazón también ha anunciado que “en la Diputación de Alicante haremos el esfuerzo con el único impuesto que gestionamos, como es el recargo provincial del IAE. Y es que el gobierno del Botanic aplica en Castellón el 31,5%, en Valencia el 29% y en Alicante el recargo actual es del 20,5%. Por ello, nuestra propuesta es reducirlo más de un 50% esa tasa, hasta el 10% dejando de ingresar entre 2,5 y 3,5 millones de euros”.

Para el presidente del PP de Alicante “esto afecta a más de 8.000 pymes en la provincia. Y por eso es más importante tener esas 8.000 empresas pagando diez, que 1.000 pagando veinte, ya que al final son más ingresos. Y de lo que se trata es que las pymes y los empleadores puedan mantener la actividad económica, porque sin ellos no se puede dinamizar la economía”.

   En este sentido, Carlos Mazón ha señalado que “el PP sugiere una armonización fiscal, pero a la baja. Y también en los ayuntamientos, donde proponemos una reducción al 10% del IBI, el mínimo legal establecido, como en Torrevieja. Además, en Alicante ciudad también se reduciría para las familias numerosas o en Benidorm una reducción del ICIO para las obras al 50% o la exención de tasas por ocupación de vía pública para terrazas. Un ejemplo de medidas concretas que si permiten rebajar la presión fiscal”.