María José Catalá es elegida presidenta del PP de Valencia con el 98,55 % de los votos

  • “Quiero ganar Valencia para devolverla a los valencianos. Si queremos ganar es por nuestra ciudad, por sus ciudadanos, por su futuro”
  • Asume la presidencia del Partido Popular de la ciudad de Valencia “con la convicción de que podemos devolver entre todos la grandeza a Valencia y la ilusión por ser y sentirnos valencianos”
  • Destaca que “es un honor ser presidenta del PP VLC y remarca que accede a esta responsabilidad “con el compromiso de trabajar por y para todos los valencianos que hoy se sienten desamparados ante una izquierda que aprieta y ahoga con impuestos, sectarismos e imposiciones”.
  • “Valencia debe asumir y reivindicar su papel de motor económico de España. Sí, ofreceremos nuevas glorias a España. Y a mucha honra, a mucha honra.”

Valencia, 11 de julio de 2020

La nueva presidenta del Partido Popular de la Ciudad de Valencia, María José Catalá, en el discurso de clausura del 13 Congreso,  ha agradecido la confianza recibida en la votación y ha expresado que para ella “es un honor presidir un gran partido formado por afiliados con un corazón inmenso, con valores nobles y convicciones firmes”.

María Jose Catalá ha salido elegida presidenta del PP de la ciudad de Valencia por el 98,55% de los votos. Ha obtenido 407 votos su candidatura, lo que supone un respaldo mayoritario en un congreso atípico con limitaciones de aforos por las estrictas medidas de seguridad sanitaria contra el COVID 19.

Ha dado a conocer hoy quien será su secretario general, Juan Carlos Caballero,  actual presidente regional de NNGG y la coordinadora general la ocupará María José Ferrer San Segundo, actual portavoz adjunta del PP en el Ayuntamiento de Valencia.

Catalá ha presentado su propuesta de ciudad se basa en escuchar a todos los valencianos, en NO pasar la apisonadora ideológica como hace Ribó y el PSPV”, y ha recordado que “Valencia será lo quieran que sea los valencianos. Y por ello queremos ganar, para devolver Valencia a los valencianos. Si queremos ganar es por nuestra ciudad, por sus ciudadanos, por su futuro”.

Sobre su proyecto de ciudad ha resaltado, “se basa en escuchar a todos los valencianos, en NO pasar la apisonadora ideológica como hace Ribó y el PSPV. Nosotros no vamos a cometer uno de los grandes errores del actual gobierno de la ciudad, que ha sido su sordera a las alternativas propuestas desde la sociedad, y su sectarismo adoctrinador que considera que los vecinos no están preparados para opinar”, ha continuado.

Y ha vuelto a proponer que “Valencia debe parecerse a Valencia, a la ciudad luminosa que sorprendía, y que provocaba la frase que bonita esta Valencia. Valencia necesita un plan y menos chulería”.

La elegida presidenta del PP de Valencia ha resaltado que “el PP es un partido formado por personas con capacidad y experiencia de gestión. Pero, sobre todo, el Partido Popular de la ciudad de Valencia es un partido ganador, integrado por personas que están orgullosas de España y aman su tierra, Valencia, su Senyera y su lengua”, ha resaltado.  

Para Catalá, “ser la presidenta del PP de Valencia es una enorme responsabilidad” que asume “con humildad pero con fuerza y muchísima ilusión”. Se ha comprometidoa dejarse la piel por el proyecto de los populares, porque según ha señalado, “tengo la convicción que estoy en el mejor lugar posible. Y ese lugar tiene nombre de Valencia y apellidos del Partido Popular”.

“Valencia debe parecerse a Valencia”, ha destacado Catalá, y ha añadido que como presidenta del PP y portavoz de los populares en el Ayuntamiento, “aspira conseguir una ciudad que facilite la vida a sus vecinos a la hora de desplazarse al trabajo, de acceder a los servicios públicos y a la hora de vivir sus barrios”.  

En este sentido ha propuesto rediseñar la ciudad, sus servicios, el transporte y la movilidad, “para convertirnos en una ciudad pluricéntrica de muchos barrios interconectados, con su oferta cultural, comercial, deportiva y social al alcance de todos los vecinos”.

Ha propuesto que Valencia logre el objetivo de ser la ciudad más ecológica de España, “en nuestra forma de desplazarnos”, ha señalado, para puntualizar que apuesta por una movilidad sostenible, “que va más allá del carril bici, de las peatonalizaciones chapuceras y de las restricciones caprichosas”.

Convertir a Valencia en una ciudad atractiva para invertir  

“Valencia debe aspirar a convertirse en una de las capitales económicas del Mediterráneo,compitiendo de tú a tú con ciudades como Madrid en bajada de impuestos, alineándose con aquellas urbes más atractivas fiscalmente”, ha manifestado.

Debe situarse como la ciudad española más dinámica e importante del arco mediterráneo, siendo un referente en términos de competitividad, innovación, desarrollo digital y emprendimiento”, ha señalado, al tiempo que ha añadido que “Valencia tiene que conseguir una marca que sea un aliciente para la inversión y el conocimiento, apostando de forma clara por la digitalización, y que dicho sello de excelencia económica y tecnológica sea un motivo de orgullo para todos los valencianos”.

Para Catalá “Valencia debe ser la ciudad de la LIBERTAD, libertad económica pero también libertad para que sus ciudadanos se superen y cumplan sus sueños. La libertad debe ser la columna vertebral del modelo Valencia. Libertad educativa, libertad e impulso para generar empleo. Libertad económica. Libertad. Sólo desde la libertad lograremos la equidad”.

La política social ha sido otros los principales ejes del proyecto presentado por la nueva presidente del PP de Valencia. “Somos una ciudad solidaria. Esta ciudad no puede hacer oídos sordos a las personas sin techo (demasiadas), a los ancianos que viven solos (demasiados) o a las familias que atraviesan dificultades y cuyos niños entran en las lamentables cifras de pobreza infantil”.

Ha propuesto alcanzar un acuerdo en un modelo turístico  “que nos permita ser la ciudad  con más atractivo turístico del Mediterráneo, por sus establecimientos hoteleros y comerciales de calidad, por su oferta lúdica y cultural y por sus espacios naturales únicos, pero en especial, por el espíritu abierto y hospitalario de los valencianos”. “Esta ciudad quiere y puede tener un turismo de calidad, que respete nuestro descanso y nuestras tradiciones, pero que impulse el comercio local y nos enriquezca de nuevo nuestro espíritu cosmopolita”.

“Valencia debe ser el motor económico de España”

“No sólo por nosotros, también por nuestro país. Porque lo que es bueno para Valencia es bueno para España”, ha indicado, para afirmar a continuación que “Valencia debe asumir y reivindicar su papel de motor económico de España. Sí, ofreceremos nuevas glorias a España. Y a mucha honra, , a mucha honra.”