Los pronósticos se cumplen: desciende la ocupación hotelera en la última semana de agosto abriendo la puerta a la incertidumbre del otoño

-La Costa Blanca y Castellón lideran la ocupación hotelera en la Comunitat Valenciana en la recta final de agosto.Ya están disponibles los datos de ocupación hotelera elaborados por BigDataHosbec para los siguientes puntos turísticos de la Comunidad Valenciana:BenidormCosta BlancaValenciaCastellónPueden visualizar la ficha completa de datos en el siguiente enlace
Valencia, 1 de septiembre de 2020
Desde que se inició la desescalada y se pudieron reabrir establecimientos hoteleros en la Comunidad Valenciana, HOSBEC ha estado informando semanalmente de los datos de ocupación, elaborando este informe en el que además se refleja la evolución de la actividad hotelera en este periodo tan atípico y tan inédito de operación turística en el que estamos inmersos.

A continuación procedemos a analizar los datos de cada uno de los destinos:

Benidorm
Porcentaje de planta hotelera abierta: 65% (alrededor de 26.000 camas disponibles)

Benidorm cierra la última semana de agosto con un 51% de ocupación en hoteles, un 28% en apartamentos turísticos y un 79% de ocupación en campings. 

La previsión hotelera para la semana 36, que da comienzo al mes de septiembre, se sitúa en un 29%, haciendo más que visible el descenso de ocupación que se espera a corto plazo. Una caída provocada por la escasez de turismo internacional, la pérdida del turismo familiar por el inicio del curso escolar y el final de la temporada estival.  

Sin embargo, a pesar del verano atípico vivido durante este 2020 el sector hotelero de la capital de la Costa Blanca logra un 55% de ocupación durante el mes de agosto. Imponiéndose como protagonista el mercado nacional que alcanza una cuota mensual del 84%.



Costa Blanca
Porcentaje de planta hotelera abierta: 70% (alrededor de 25.000 camas disponibles.) No incluye datos de Benidorm. 

Los hoteles de la Costa Blanca vuelven a marcar una semana más el mejor registro en relación al resto de zonas con un 61% de ocupación media. Dato que cierra agosto con una media mensual del 63%. No obstante, a pesar de contar con dichos datos, la previsión de la semana 36 desciende a un 40%.

El mercado nacional continua siendo el motor y da el último empujón a la Costa Blanca siendo un 91% de la del total de la demanda durante la semana 35.



Valencia
Porcentaje de planta hotelera abierta: 84% (alrededor de 28.000 camas disponibles)

Valencia muestra datos más comedidos respecto al resto y registra un 46% de ocupación media, dejando en el camino 10 puntos en relación a la semana anterior.  Con este dato se pone el broche a un  agosto atípico con una ocupación mensual del 48%. 

La provincia estrena septiembre con una previsión del 30% para la semana 36. Un dato de ocupación semejante al de comienzos de julio donde comenzaba la reanudación de la actividad turística. 



Castellón
Porcentaje de planta hotelera abierta: 56% (alrededor de 13.000 camas disponibles)

La provincia de Castellón registra un 56% de ocupación durante la semana 35. Aunque desciende respecto a las dos semanas anteriores que marcaban los máximos del verano, logra posicionarse con la segunda mejor ocupación mensual con un 57% de media. El mercado nacional mantiene su hegemonía con un 94%, mientras que sólo el 6% son turistas internacionales. 

La previsión para el inicio de septiembre es en estos momentos del 37%, una caída acentuada, sobre todo, por la pérdida del turismo nacional familiar que, en su mayoría, ponen fin a sus vacaciones por el inicio del curso escolar.




Otros aspectos de interés

El las diferentes zonas analizadas de la Comunitat Valenciana el mercado nacional ha sido el “salvador” en una temporada estival atípica y llena de incertidumbre. Siendo los destinos menos dependientes del turismo internacional los mejor parados en materia de ocupación. 

El perfil de turista más común han sido familias y el propio turismo interno de la Comunidad, optando principalmente por estancias de fin de semana. 

Septiembre comienza según lo esperado con previsiones a la baja en las diferentes zonas, viéndose especialmente afectado por el comienzo del curso escolar, el final del verano y la ausencia del turismo internacional.