“Lim tiene el control del Valencia C.F, pero los socios deben movilizarse para tener opciones en la sociedad”

Los abogados José Vicente Tello, José Vicente Santamaría y el economista Fernando Martínez deslogan en El Intercafé de Intereconomía Valencia las opciones para cambiar la propiedad accionarial del club de Mesatalla.

Valencia, 9 de julio de 2020

La situación económica y de gestión del Valencia Club de Fútbol, Sociedad Anónima Deportiva, se encuentra en un momento de incertidumbre y desolación, en el que la deuda del club va aumentando y se encuentra en 500 millones. El máximo accionista del club, Peter Lim con el 83%, llegó en el año 2014 y ha invertido más de 200 millones.

La base de la situación económica parte, tal y como explica el abogado José Vicente Tello de que “es una sociedad anónima, donde el 83% del capital social lo tiene una persona y desde el punto de vista mercantil tiene la mayoría de las gestiones, aportando dinero y recuperando”.

Por su parte, el abogado José Vicente Santamaría indica que “el patrimonio neto contable ahora mismo es de 48 millones de euros y la deuda de 500 millones está ahí, la única deuda que se ha ido resolviendo desde 2014 ha sido con las entidades financieras, y por el contrario ha ido inyectando liquidez que son parches de esta deuda”.

Dos de las vías jurídicas principales para cambiar el rumbo de la gestión del club valenciano, pasan según José Vicente Tello porque “se podría hacer una venta pública de acciones para que si alguien llega con dinero pueda revertir la situación, pero en la actualidad no hay gente que pueda asumir ese pago, y por otra parte, hacer un concurso de acreedores”.

En esta última línea, Tello incide en que “este concurso se puede forzar por parte de cualquier acreedor que tenga suspendido el cumplimiento generalizado de sus obligaciones”, a lo que Santamaría añade que “el concurso de acreedores no se puede realizar ya que Peter Lim está cumpliendo los pagos y por lo tanto es viable”.

“Los grandes acreedores, como son Caixa Bank y sobre todo Bankia, certifican que los pagos por parte del señor Lim están al corriente, por lo tanto, el concurso de acreedores no tiene ningún recorrido”, manifiesta José Vicente Santamaría.

Por otro lado, en cuanto al plan que podría trazar la masa social del Valencia, Santamaría indica que “hay 40.000 socios, pero no todos son accionistas, nunca se sabe lo que va a pedir Peter Lim, pero se baraja unos 240 millones de euros, pero entre los socios hay que unir fuerzas para ver cuanta gente estaría dispuesta a hablar con los bancos y hacer saber a Lim lo que los orígenes del club”.

Asimismo, el consultor de Scentia Alliance, Fernando Martínez reclama que “deben de tener claro cuál es el peso de unos accionistas y otros, por el que llevando un respaldo económico para forzar la ampliación de capital y la compra de acciones al mayoritario se podría realizar”.

“Esto en la actualidad no se va a poder llevar a cabo porque en las cuentas anuales se establece que, si el máximo accionista pierde el 51% de las acciones, la masa social que quiera obtener estas acciones deberán hacer frente a las deudas con las distintas entidades y la mayoría de socios no pueden asumir ese gasto”, apunta el abogado José Vicente Tello.

La situación económica, con los acontecimientos actuales se van a agravar, y el club puede entrar en una brecha, por lo que José Vicente Tello señala que “Peter Lim va a intentar coger dinero del club para intentar taponar la salida de dinero que ha tenido a través de otros negocios, siempre y cuando lo haga dentro de la legalidad”.

Como última solución, el abogado, José Vicente Tello afirma que “necesitamos un mecenas que ponga dinero y negocie con Peter Lim, ya que económicamente y deportivamente la situación se está retrayendo “.

“Si la cuenta de resultados depende de los activos que lleguen de los derechos televisivos y de las competiciones europeas, esto se tiene que llevar estrechamente a una buena gestión deportiva”, apunta José Vicente Santamaría.