Las reservas de españoles amortiguan la caída de británicos en la ocupación hotelera de la última semana de julio

De no ser por la cuarentena impuesta por Johnson, se hubieran alcanzado datos de actividad hotelera por encima de las perspectivas empresariales. 


Las compañía aéreas ajustan sus capacidades a la demanda pero mantienen actividad en todos los aeropuertos conectados con ALC y VLC. 

Valencia, 5 de agosto de 2020

La Comunitat Valenciana se enfrenta a uno de sus veranos más difíciles en cuanto a turismo se refiere. Tras el levantamiento del estado de alarma en España, el sector de alojamiento ha tenido que adaptarse a las nuevas medidas de seguridad higiénico-sanitarias e incorporando nuevos protocolos de prevención con el objetivo de ofrecer el mejor servicio a quienes no han querido renunciar a sus vacaciones en un destino seguro como es la Comunitat Valenciana.  

Los datos turísticos registrados en la Comunitat Valenciana el pasado año, y el inicio de 2020, hacían prever un año de récord en cuanto a volumen de turistas, pernoctaciones, rentabilidad y ocupación, pero la irrupción de la COVID-19 en marzo de 2020 hizo cambiar todos los pronósticos.

Según datos publicados por el INE, la diferencia en cuanto a viajeros y pernoctaciones hoteleras en la Comunitat Valenciana es muy evidente, tal y como se muestra en la siguiente infografía. En el primer semestre de 2019 se registraron 13,3 millones de pernoctaciones hoteleras en la Comunitat Valenciana, mientras que en el mismo período de 2020, sólo se han registrado 3,9 millones, de los cuales un 75% aproximadamente tuvieron lugar en enero y febrero.

En Benidorm el impacto en la actividad hotelera ha sido más acusado, si cabe. Desde enero hasta junio de 2019 se registraron más de 5 millones de pernoctaciones hoteleras y cerca de 1 millón de viajeros se alojaron en hoteles. Sin embargo, en estos 6 primeros meses de 2020, solo se han registrado 1,2 millones de pernoctaciones hoteleras en Benidorm, según datos facilitados por el INE.

En su conjunto, la Costa Blanca rozó los 8 millones de pernoctaciones hoteleras en el primer semestre de 2019, lo que supuso un 60% del total de las registradas en la Comunitat. Más de 2 millones de viajeros se alojaron en hoteles de Alicante durante el primer semestre de 2019, aunque en 2020 esta cifra se ha visto reducida hasta los 550.000 viajeros. En el mismo período de este año 2020, las pernoctaciones registradas han caído hasta la cifra de los 1,9 millones

El impacto de la crisis del Covid-19 también se ha hecho notar en la provincia de Valencia, donde los hoteles han pasado de registrar 3,7 millones de pernoctaciones durante el primer semestre de 2019 a registrar 963.000 pernoctaciones en 2020. La cifra de turistas alojados en hoteles varió desde 1,7 millones en 2019 a 487.000 en 2020.

Por último, en la provincia de Castellón, los hoteles recibieron 560.000 viajeros en el primer semestre de 2019, mientras que en el mismo período de 2020, fueron 121.000 viajeros. Las pernoctaciones también se han visto muy afectadas y de 1,5 millones de pernoctaciones hoteleras en 2019, Castellón ha pasado a registrar 272.000 pernoctaciones en este primer semestre de 2020.
Como se puede comprobar, la tendencia es la misma en todas las zonas de la Comunidad, si desea consultar este informe sobre la diferencia en el número de pernoctaciones hoteleras y viajeros en Benidorm, Costa Blanca, y las provincias de Castellón y Valencia, pulse en el siguiente botón:

ÚLTIMOS DATOS DE OCUPACIÓN

En cuanto a datos de ocupación hotelera, de apartamentos turísticos y de campings, podemos mostrarle la información más actualizada y recopilada de forma semanal por el departamento de BigData Hosbec para las zonas de Benidorm, Costa Blanca, provincia de Castellón y provincia de Valencia en el siguiente informe:

En este informe se muestra la evolución de la ocupación por semanas y podemos comprobar que todas las zonas analizadas de la Comunitat Valenciana muestran la misma tendencia. Se mantiene un dato muy estable, pero por debajo del 50% en prácticamente todas las tipologías de alojamiento y zona, algo muy inferior a los datos que se hubieran alcanzado en una situación normal.

OCUPACIÓN REGISTRADA EN LA SEMANA 30
(del 27 de julio al 2 de agosto)

Los hoteles de Benidorm se han mantenido entre un 38% y un 42% de ocupación desde que iniciamos esta serie estadística “post-Covid19”, y con previsiones muy similares que han ido variando constantemente debido al alto índice de cancelaciones y a las reservas de última hora. El mercado nacional está siendo sin duda el “salvador” de la temporada, ya que la mayor parte de los turistas alojados en hoteles son de origen español.

La ocupación en la Costa Blanca se ha mantenido entre el 38% y 51%, durante estas últimas semanas, con el claro predominio del mercado nacional.

La provincia de Valencia ha variado la ocupación de sus hoteles entre un 30% y un 49%, donde también son mayoría los españoles.

La provincia de Castellón comenzó el mes de julio con un 32% de ocupación hotelera y ha llegado a alcanzar hasta un 51% de ocupación en algunos períodos.

PREVISIÓN
Los datos de los últimos meses e incluso del pasado año, hacían presagiar un verano de récord, pero ahora todo apunta a que agosto puede estar por debajo de las expectativas que se tenían al principio del verano.

Los hoteles de Benidorm prevén una ocupación del 38% para esta semana con un 81% de clientes nacionales, mientras que los apartamentos esperan un 33% (65% de españoles). Los campings, sin embargo, tienen una mayor previsión debido a los clientes de larga estancia y sitúan sus expectativas en un 67%.

Los hoteles de la Costa Blanca, prevén un 44% de ocupación para esta semana, con un 90% estimado de clientes españoles.

Algo menos optimista es la previsión de los hoteles de la provincia de Valencia, que estiman un 33% de ocupación esta semana, con un 79% de españoles.

Los hoteles de la provincia de Castellón tienen el dato de previsión más elevado para esta semana y esperan alcanzar un 53% de ocupación y un 86% de habitaciones ocupadas por clientes españoles.


El mercado español absorbe parte del impacto de la cuarentena obligatoria en Reino Unido

La obligación de guardar una cuarentena de 14 días para todos los viajeros provenientes de España que anunció Reino Unido el pasado 25 de julio, ha hecho que las reservas de británicos se paralizaran por completo, provocando numerosas cancelaciones.

Sin embargo, según el informe que elabora MIRAI para Hosbec, el incremento de reservas de última hora del mercado nacional y la moderación en las cancelaciones del mercado británico ha provocado la vuelta a pick ups positivos en estos últimos díasEl mercado español sigue evolucionando favorablemente y Gad día que pasa se generan más reservas y se deducen los ratios de cancelación.

Variación en la capacidad aérea y rutas

El sector de la aviación es otro de los grandes afectados por el anuncio de la cuarentena en Reino Unido y la cancelación de miles de reservas de británicos. A continuación resumimos los principales cambios de conectividad aérea detectados entre el 28 de julio y el 31 de julio. En esta tabla se puede comprobar cómo ha variado la capacidad aérea, llegando a descender hasta un 49,4% en casos como el de la conexión de Alitalia con el aeropuerto de Valencia. Sin embargo es destacable que las caídas de capacidad programada de estos primeros días de cuarentena en UK la operativa se mantiene dentro de unos niveles razonables, con algunas rutas, como el caso de Heatrhrow que opera British Airways, no sólo no se reduce sino que se duplica en capacidad.