La ciudad de Valencia no celebra el día de la Virgen de los Desamparados por la crisis del coronavirus

Valencia, 10 de mayo de 2020

La imagen original de la Virgen de los Desamparados, cuya fiesta anual tendría lugar en el día de hoy aunque sin actos multitudinarios por la normativa del estado de alarma por el coronavirus, luce por primera vez en su historia un crespón negro como signo de duelo por las personas fallecidas por la pandemia, según publica el periódico diocesano PARAULA en su número de esta semana.

El crespón negro, colocado sobre el conocido como “manto de los dragones” que viste actualmente la patrona de Valencia,  está situado bajo el Niño Jesús sostenido por la Virgen, y simboliza  “su duelo por sus hijos fallecidos y por todos los que sufren las consecuencias de la pandemia”, según el rector de la Basílica Jaime Sancho Andréu.

El lazo de tela negra con pedrería que conforma el crespón fue confeccionado por la Camarera de la Virgen de los Desamparados, María Dolores Alfonso. “Creo que ha quedado muy bonito, ha tenido mucha aceptación, y representa todo lo que estará sintiendo nuestra Mare de Déu que siempre nos acoge, sobre todo, a tantas personas que han fallecido y a tantas familias que no han podido pasar el duelo que se merecían sus seres queridos”, ha expresado su autora.

Una lámina con la fotografía histórica de la patrona de Valencia con el crespón negro durante el estado de alarma por la pandemia y sellada por la Basílica de la Virgen será repartida gratuitamente la próxima semana por el periódico diocesano PARAULA en su vuelta a la edición habitual en papel después de siete semanas de editarse on line en PDF por las circunstancias del estado de alarma.

Fuente: elperiòdic.com e Intereconomía Valencia