La CEV insiste en la necesidad de avanzar en el aplazamiento y en la suspensión de las liquidaciones y declaraciones de todos los tributos y para todas las empresas

24 de marzo de 2020

A la espera de que se haga pública en el BOE la letra pequeña de las medidas aprobadas por el Consejo de Ministros, la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV) echa en falta una mayor concreción y advierte de que la falta de agilidad en su puesta en marcha convertirá en ineficaz cualquier medida de urgencia.

La CEV insiste en la necesidad de avanzar en el aplazamiento y en la suspensión de las liquidaciones y declaraciones de todos los tributos, así como en las cuotas a la Seguridad Social, y para todas las empresas. Son este tipo de medidas las que inyectan de forma directa e indiscriminada tesorería en la economía y que son fundamentales para la mantener la cadena de liquidez entre las empresas.

Por otro lado, para la CEV, los porcentajes para las líneas de avales del ICO se sitúan por debajo de las expectativas empresariales y por debajo de lo que, por ejemplo, está garantizando el gobierno alemán a través de su banco promocional alemán KfW. Además, la falta de concreción puede dejar fuera de este programa a algunas ramas productivas o empresas. Las empresas necesitan liquidez sin más demora. 

Asimismo, en opinión de la CEV, quedan demasiadas cuestiones por resolver, como el tipo de interés máximo que podrá aplicar la banca que, aunque referenciado al mercado, no ha sido decretado por parte del Gobierno. Al respecto, la Confederación considera que el Ejecutivo debería marcar este límite y no sólo apelar a la responsabilidad de las entidades financieras al fijar los tipos para financiar al sector privado.