Juan Salvador Torres, Secretario General AVA “La reestructuración de la producción agraria depende de las administraciones”.

Un momento de la entrevista con Juan Salvador Torres de AVA

Valencia, 12 de febrero de 2020. Juan Salvador Torres, secretario general de la Asociación Valenciana de Agricultores afirma que la reestructuración de la producción agraria depende de las administraciones locales, nacionales y europeas para mejorar la situación del campo en la Comunidad Valenciana.

Juan Salvador alega que la protesta que se producirá el próximo viernes, en la que estarán presentes, confirmados por el propio Secretario General de AVA, trescientos tractores y miles de personas que colapsarán las calles del centro de Valencia, debe de ser el principio de “una organización intrínseca del campo y de los agricultores”.

“Basta ya de engaños” será el lema de la pancarta de la protesta del próximo viernes debido a que los agricultores están hartos y reclaman ideas y presupuestos, como son las ayudas temporales y un mercado justo, afirma Juan Salvador.

El Secretario General de AVA alega que la Comunidad Valenciana, por su agricultura mediterránea, no recibe el mismo porcentaje de ayudas de la PAC de la Unión Europea que la agricultura continental. Sin embargo, sí que está sometida a las mismas condiciones de mercado, destacando de esta forma uno de los principales problemas que la agricultura valenciana padece.

Juan Salvador reclama un observatorio de precios para regular el problema existente con los precios de los productos agrícolas, para observar realmente lo que está pasando, como el existente anteriormente de cítricos que determinaba los costes de producción en los campos españoles y sus posteriores costes en cadena, al cuál los gobiernos no prestaban la atención suficiente y acabó quedando ocioso.

“Los consumidores españoles, compran por el precio”, afirma Juan Salvador, y es por ello que han quebrado grandes empresas españolas debido a la competencia con países como Marruecos o Egipto, que introducen en países occidentales lo que a empresas españolas les cuesta producir en el campo, por lo que existe una diferencia notable en los costes de producción.

También, critica el cinismo de los políticos que reclaman una mayor calidad a los productos agrícolas nacionales, pero no tienen una voluntad clara para solucionar el problema y teme qué tras la protesta del viernes, las administraciones realicen pequeñas reformas que camuflen la situación real de la agricultura española, y más en concreto de la valenciana.