José María Toro en “El Intercafé”: “En las residencias no hemos bajado la guardia en ningún momento y seguimos teniendo la máxima seguridad”

Valencia, 27 de julio de 2020

El presidente de AERTE, José María Toro, ha señalado en “El Intercafé” de Intereconomía Valencia que “seguimos teniendo las máximas medidas de seguridad y no hemos bajado el listón del orden y atención siendo conscientes de la vulnerabilidad que tienen nuestras personas”.

Por este motivo, el presidente de la patronal de residencias apunta que “hay que reforzar la atención primaria en las residencias, porque el 85% de fallecidos por la COVID-19 se ha producido en las personas mayores de 75 años, por lo que hay que hacer el enfoque de actuación en ese sector de la población”.

Actualmente, ante el avance de la pandemia en los centros residenciales, José María Toro afirma que “hemos demandado que se mantuviera la máxima normalidad dentro de las residencias, facilitando el contacto y visitas con las familias que se realizan con máxima seguridad, y las salidas de los centros”.

En referencia al diálogo existente con la consellería de Igualdad que se ha visto incrementado en las últimas semanas, el presidente de AERTE afirma que “hemos tenido tres reuniones, en las que ha intervenido también la consellería de Sanitat, abordando temas como los PCR, el material sanitario, o la derivación de los centros a los hospitales que es una cuestión fundamental”.

Ante la situación y la problemática con la residencia de Alcoy, José María Toro indica que “la propia Oltra afirmó que ellos no pueden hacer nada jurídicamente porque eso corresponde a la empresa ya que existe una concesión”, pero añade Toro que “no hay que atacar a ningún sector porque de esta forma se está creando una inseguridad a la iniciativa privada y la administración tiene que crear un marco estable”.

“Con el tema de la residencia de Alcoy se está intentando atacar la colaboración público-privada del sector, porque la gestión de esta compañía ha sido igual en todos sus centros, pero la ciudad de Alcoy tuvo una incidencia del virus mucho mayor”, asegura el directivo de AERTE.

Por último, ante la evolución de la vacuna, José María Toro fundamenta que “siempre hemos entendido que estas tienen que poseer un efecto a largo plazo, porque estamos buscando una solución para combatir al virus, pero no sabemos que efectos tendrán en los cuerpos que sean aplicados, por lo tanto, hasta que no haya una forma de parar el virus, nosotros tenemos que cambiar los hábitos de atención y actuación”.