Informe Ivie: “Las exportaciones durante la pandemia cayeron más del 25% en nueve autonomías, mientras que Extremadura es la única que consiguió aumentarlas, un 4,8%”

Los efectos de la crisis del COVID-19 en el mercado exterior han sido extraordinariamente adversos, si bien, dentro de este panorama general, las exportaciones de las regiones han registrado dinámicas muy diferentes. Mientras que las ventas al exterior entre marzo y mayo en Canarias y Galicia cayeron más de un 40% respecto del mismo periodo del año anterior, Extremadura se convirtió en la única autonomía que ha mantenido el crecimiento de sus exportaciones, un 4,8%, en el mismo periodo. Nueve regiones han reducido sus exportaciones por encima del 25%. Estas diferencias se explican, en buena medida, por la especialización internacional de cada una en los bienes que se han visto más o menos perjudicados por la pandemia. El nuevo informe IvieExpress también ofrece previsiones sobre la posible caída del comercio exterior en las CC.AA. para el conjunto del año 2020, con mejores perspectivas en Murcia, Extremadura y Andalucía y peores en Galicia, Navarra y Aragón.

València, 29 de julio de 2020

Las exportaciones españolas de bienes cayeron de media un 29,4% en el trimestre de marzo a mayo respecto al mismo periodo de 2019, afectadas por la interrupción del comercio exterior por el COVID-19. Frente a la evolución positiva de las ventas al exterior durante los dos primeros meses del año, todas las regiones, a excepción de Extremadura, registraron valores negativos en el periodo posterior, marcado por el confinamiento. Canarias, con una caída del 46% fue la más afectada, seguida de Galicia, donde las exportaciones se recortaron un 43,7%. A continuación, País Vasco (-37,1%), Aragón (-35,2%) y Navarra (-35%) concentraron los siguientes resultados más negativos. Por el contrario, Extremadura consiguió elevar sus ventas fuera de España un 4,8% a pesar de los efectos de la pandemia. Illes Balears (-4,1%) y Murcia (-16,1%) son las otras dos regiones en las que la crisis tuvo menores consecuencias sobre el comercio exterior.

Sin embargo, el papel real que las exportaciones de bienes tienen en la economía de las distintas comunidades autónomas durante la crisis del COVID-19 depende de su peso en el PIB. Las exportaciones representan de media en España el 23% de la producción, pero mientras que en Navarra suponen cerca del 50%, en Canarias y Baleares no alcanzan el 6%. Esta diversidad en el peso que tiene la exportación de bienes sobre el PIB se explica por los diferentes tejidos productivos. Navarra es la comunidad autónoma con mayor porcentaje de empleo industrial, en torno al 26%, frente al 14% de media estatal. Por el contrario, Baleares y Canarias presentan niveles por debajo del 7%, ya que son los servicios los que tienen un mayor peso, por encima del 80%. En estos casos, las exportaciones tienen una menor influencia sobre el conjunto de la economía regional, más perjudicada por las graves consecuencias en el sector turístico.

Más allá de este peso sobre la economía de las regiones, como se ha visto, las exportaciones se han comportado de manera desigual en cada una de las comunidades autónomas, según se desprende del nuevo informe COVID-19: IvieExpress, elaborado por Francisco Alcalá y Juan Carlos Robledo. Los autores afirman que la especialización productiva contribuye a explicar estas diferencias. Las autonomías especializadas en material de transporte, especialmente vehículos a motor, se han visto más afectadas, ya que el comercio de estos artículos ha sido uno de los más gravemente perjudicados por las consecuencias del COVID-19, con una caída de las exportaciones del 29,3%, durante el trimestre de marzo a mayo. En este caso, destacan Castilla y León, Navarra y Aragón. En el lado positivo, los productos menos damnificados han sido los farmacéuticos y agrícolas, cuyas ventas al exterior han aumentado un 14,8% y 8,7%, respectivamente. Andalucía, Murcia, Extremadura y Comunitat Valenciana son las regiones más especializadas en  productos agrícolas, mientras que Madrid y Cataluña lo son en los productos farmacéuticos y, por tanto, todas ellas pueden verse beneficiadas por su mejor evolución.

En su informe, Alcalá y Robledo también apuntan a otros factores, más allá de la especialización productiva, que podrían explicar los buenos o malos resultados exportadores de las comunidades autónomas durante la pandemia. En concreto, plantean aspectos como una iniciativa empresarial más dinámica o un posicionamiento más firme en los mercados de destino menos afectados.

Previsiones 2020

Por otro lado, según las previsiones contempladas en el documento y que utilizan como base el análisis de la Organización Mundial del Comercio (OMC), las exportaciones al cierre del ejercicio 2020 todavía serán muy negativas, ya que caerán en España entre un 12,9% en el escenario más optimista, hasta un 31,9% en el más pesimista. De acuerdo con estas proyecciones, Murcia, con un descenso entre el -12% y el -28%; Extremadura, entre el -12,3% y el -29,5%; y Andalucía, entre el -12,6% y el -29,6%; obtendrán los resultados menos negativos. Por el contrario, Galicia (-14,1 y -36,2%), Navarra (-13,5% y -34,9%) y Aragón (-13,3% y -34,5%) serían las comunidades más perjudicadas.

Sin embargo, el informe recuerda que, aunque las exportaciones han sufrido duramente los efectos de la pandemia, el mercado exterior volverá a ser una palanca fundamental para la salida de la crisis, más aún cuando se prevé que el mercado interior se recupere más lentamente que el de los países del entorno.

Por ello, los autores del documento insisten en que el desempeño exportador de cada comunidad durante el COVID-19 y a lo largo de las etapas que vengan después no dependerá de éxitos pasados sino de los esfuerzos y el acierto con el que se trabaje ahora y en los próximos meses. “La cooperación público-privada, el aprovechamiento eficaz e inteligente de los fondos europeos y un alineamiento con las políticas tecnológicas que priman la digitalización y la sostenibilidad medioambiental serán claves para la superación de la crisis apoyándose en el sector exterior”, concluyen.