Igualdad destina casi 39 millones de euros a pagar 7.919 plazas concertadas en diversidad funcional en el primer semestre del año

– Las plazas están concertadas con entidades del tercer sector que han reivindicado durante años el paso de la subvención al concierto
– La Dirección General de Gestión y Organización del Sistema y la de Diversidad Funcional han trabajado en la implementación del sistema

Valencia, 20 de agosto de 2020

La Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas ha destinado durante el primer semestre de 2020 cerca de 39 millones de euros para sufragar el coste de 7.919 plazas concertadas en centros de atención diurna y residencias para personas con diversidad funcional o problemas de salud mental.

El concierto social ha sido una apuesta del Consell, que quiso, ya en la pasada legislatura, atender a una demanda histórica del tercer sector, que quería pasar de la subvención al concierto, logrando así una mayor estabilidad y una mejor calidad del sistema, y en la que se ha trabajado desde la dirección general de Gestión y Organización del Sistema y la de Diversidad Funcional.

Este cambio en la fórmula de gestión ha permitido también mejorar los modelos residenciales de aquellos ámbitos en los que se ha implantado, centrando la atención en la persona y caminando hacia centros que se parezcan lo más posible a un hogar, fomentando la autonomía personal y mejorando las ratios de atención.

En concreto, en el caso del concierto del ámbito de la diversidad funcional este año se ha ampliado a 109 plazas más en centros de diversidad funcional de las provincias de Valencia y Castellón. De ellas 79 están en la provincia de Castellón y 30 plazas en la de Valencia.

Estas 109 nuevas plazas se suman a 7.132 plazas concertadas el pasado año y prorrogadas en 2019, y a las 678 nuevas plazas concertadas a principios de este año. En total, 7.919 plazas con concierto social en centros para personas con diversidad funcional y personas con trastorno mental grave.

Mejoras para personas usuarias y profesionales

El concierto social ha mejorado las cuantías que la Administración destinaba al pago de plazas en centros de entidades sin ánimo de lucro, que son mayoritarias en la gestión de centros de sectores como diversidad funcional, lo que ha permitido a la Conselleria plantear un incremento en las plantillas que redunda en una mejor atención para las personas usuarias.

Los y las profesionales de los centros además de crecer en número también han visto mejorar su estabilidad laboral, ya que el concierto social ha permitido “reducir al máximo los tiempos de pago, algo que está reconociendo el propio sector, que ve alcanzada una estabilidad financiera que venía reivindicando durante décadas”.

Pagos primer semestre

Durante el primer semestre del año, y a pesar de la situación provocada por la pandemia, la Conselleria ha seguido trabajando, lo que ha permitido hacer efectivo ya el pago de 73,9 millones de euros a entidades que gestionan centros para personas con diversidad funcional, personas mayores e infancia y adolescencia en situación de vulnerabilidad.

Estos fondos se han destinado a sufragar 11.779 plazas, de las que 7.919 corresponden a residencias y centros de atención diurna para personas con diversidad funcional; que han supuesto una inversión de 38,9 millones de euros; 2.087 corresponden al sector de personas mayores; en las que se han invertido 12,7 millones de euros y 1.773 al de infancia y adolescencia, que se han subvencionado con 22,2 millones de euros.

La provincia de Alicante acoge 2.861 plazas para personas con diversidad funcional o problemas de salud mental, que en este primer semestre del año se han subvencionado con 15,2 millones de euros; en Castellón 1.080 plazas han recibido 5,6 millones de euros; y en València hay 3.978 plazas, en las que ya se han invertido 18,1 millones de euros.

Por tipologías de recursos, los centros de atención temprana, que atienden a niños y niñas de entre 0 y 6 años con problemas del desarrollo, cuentan con 2.092 plazas, de las que 919 están en la provincia de Alicante, 355 en la de Castellón y 818 en la de Valencia.

Las entidades sin ánimo de lucro que gestionan estas plazas han recibido ya el pago de más de 4 millones de euros.

En centros ocupacionales hay concertadas 2.351 plazas, que ya han recibido 7,4 millones de euros, que se han repartido entre 632 plazas que hay en la provincia de Alicante, 178 que hay en la de Castellón y 1.541 en la de Valencia.

Los centros residenciales han percibido ya más de 13,2 millones de euros, que han ido a sufragar el coste de 950 plazas, de las que 465 están en la provincia de Alicante, 174 en la de Castellón y 311 en Valencia.

Pagos durante la COVID-19

La Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas acordó, durante el estado de alarma decretado por la COVID-19, de mantener el pago de todas las plazas de los centros de atención diurna que tuvieron que suspender su actividad durante el confinamiento.

De esta manera se garantizó que las personas usuarias continuaran recibiendo atención domiciliaria en aquellos casos en que era necesario, y también se aseguró que numerosos profesionales pudieran mantener sus puestos de trabajo, ya que el pago de las plazas se condicionó a que las entidades no realizaran un ERTE.