Hacienda destinará 178 millones al IVF para dar liquidez a las empresas y 193 millones a la DGTIC para garantizar la educación y la justicia a distancia

  • La dotación para la recuperación del sector turístico, uno de los más afectados por la pandemia, crece hasta los 106 millones, y la lucha contra la despoblación acumula el mayor incremento en Presidencia
  • La ATV dispondrá de 53,4 millones para luchar contra el fraude fiscal y Patrimonio aumenta hasta los 33,7 millones para la mejora de la eficiencia y adecuación a la pandemia de los edificios públicos
  • Fondos Europeos estará dotado con 12,3 millones para mejorar la gestión de las ayudas comunitarias y la red COMDES -dependiente de la DGTIC y que gestiona los servicios de emergencias-, con 17,2
  • Soler reivindica la reforma del sistema de financiación como “objetivo principal de la Conselleria” e incide en que “se deben plantear soluciones urgentes para frenar la inequidad financiera”

Valencia, 7 de noviembre de 2020

El conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, ha destacado este viernes que el presupuesto de la Conselleria de Hacienda y Modelo Económico ascenderá a 375,7 millones de euros, un 12,9% más que en 2020 “para aumentar el apoyo financiero al tejido productivo valenciano a través del IVF y de las ayudas de la Secretaría Autonómica de Modelo Económico y Financiación, así como para apostar decididamente por la digitalización de la Administración, en la línea de los ejes básicos para la recuperación post-Covid marcados por la Unión Europea”

Soler ha explicado que con el objetivo de impulsar la reactivación económica, el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) contará con 178 millones, lo que supone un 132% de incremento respecto al año anterior. “Ahora más que nunca urge aumentar la financiación y el apoyo a las empresas valencianas y ayudarlas a sentar las bases de la recuperación”.

Por su parte, la Dirección General de Tecnologías de la Información y la Comunicación (DGTIC) aglutinará el 51,4% del presupuesto de la Conselleria de Hacienda con 193,1 millones con el objetivo de garantizar la educación y la justicia a distancia y el teletrabajo en la Administración, aspectos clave en el actual contexto de pandemia.

Eso sí, Soler ha reivindicado como “primer objetivo” de la Conselleria la reforma del modelo de financiación autonómica “porque es una cuestión de equidad recogida en la Constitución”. “Debe haber igualdad de recursos entre las autonomías para poder afrontar la recuperación en las mismas condiciones, por lo que se deben plantear soluciones urgentes para frenar la inequidad financiera”, ha reiterado el responsable de Hacienda antes de señalar que, en cualquier caso, “el Consell seguirá aumentando los recursos destinados a políticas sociales e impulso de la inversión gracias a la partida reivindicativa de 1.336 millones”.

Además, la eficiencia y modernización de la Administración, la transformación del modelo económico como garantía de un futuro sostenible, la mejora de la gestión del patrimonio de la Generalitat y una mayor eficiencia en la canalización de los fondos europeos serán otras de las líneas que guiarán la actuación de la Conselleria de Hacienda.

Soler ha realizado estas declaraciones durante su comparecencia en la Comisión de Economía, Hacienda y Presupuestos de Les Corts donde ha expuesto las líneas principales de la inversión que realizará su departamento durante el ejercicio 2021. El conseller ha explicado también las grandes líneas que marcarán las políticas que dependen de la Conselleria de Presidencia.

Apoyo al tejido productivo como garantía de la reactivación

Respecto al banco publico (IVF), Vicent Soler ha señalado que “ha permitido desde su creación hacer realidad multitud de iniciativas emprendedoras, que en condiciones normales tendrían muy difícil el acceso a la financiación de las entidades bancarias del mercado”. “Por ello, no es casual, sino estratégico, que el IVF sea el ente que más crece del Sector Público Instrumental con 101 millones de euros más, un 132%”, ha apuntado Soler.

El objetivo es poner en marcha la nueva Estrategia de Apoyo Financiero a las empresas valencianas a través de la creación de cuatro fondos (CREIX, IMPULSA, Resiliencia y EMPRÈN) que movilizarán hasta 420 millones de euros en un plan plurianual. A ello hay que sumar las líneas básicas e instrumentos financieros habituales del IVF. “El apoyo financiero de la Administración a las empresas valencianas es más importante que nunca en la actual coyuntura”, ha apuntado Soler.

Además, el IVF incluye también entre sus programas facilitar la financiación a municipios con riesgo de despoblamiento e incentivar inversiones que permitan incrementar el número de puestos de trabajo con contrato indefinido.

La digitalización de la Administración como instrumento de cambio

La Dirección General de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (DGTIC) tendrá como objetivos principales en el próximo ejercicio facilitar la digitalización en la educación y la justicia, principalmente, además de continuar impulsando el teletrabajo.

Para ello, este departamento se dotará de un completo conjunto de herramientas informáticas y servicios asociados que convierten al programa “Sistemas de Información” en el que cuenta con un mayor peso en el presupuesto de Hacienda. En concreto, supone el 40,9% del presupuesto de la Conselleria con una dotación de 153,5 millones de euros, un 18,1% más que en 2020.

“Este programa es la base para garantizar una administración innovadora, eficaz y eficiente, ya que nos permitirá disponer de unas modernas infraestructuras y productos TIC para dar así un mejor servicio a la ciudadanía”, ha indicado Soler.

El programa Telecomunicaciones, por su parte, estará dotado con 17,2 millones y tendrá como objetivo estratégico aumentar el despliegue y mantenimiento de la red que apoya al servicio de emergencias de la red COMDES, una aplicación que garantiza la cobertura móvil y que resultó esencial para la coordinación de servicios de emergencias en el Bajo Segura durante la DANA en 2019.

El programa Innovación Tecnológica Educativa, con una dotación de 22,4 millones de euros, tiene como objetivo estratégico la integración de las TIC en la Educación y el impulso de su utilización en el ámbito educativo y familiar.
Destaca el Plan Mulan 21, que conformará el marco de educación a distancia para los centros educativos y el proyecto WifiES, que dotará a los centros educativos de redes de acceso inalámbricas.

La transformación del modelo económico para un futuro sostenible

Modelo Económico contará con una dotación de 21,8 millones, -lo que supone un crecimiento del 24,1%-, para impulsar líneas de ayuda en iniciativas empresariales, así como incentivos que contribuyan a transformar el modelo económico valenciano, incrementando la apertura al exterior, y la sostenibilidad ambiental, productiva y social.

Desde este departamento se diseñó el Plan de Acción para la Transformación del Modelo Económico de la Comunitat Valenciana 2027, que ahora se ha alineado con la Estrategia Valenciana para la Reconstrucción “y que marcará la hoja de ruta en este nuevo inicio.

“Volvemos a apostar por las líneas de ayudas a la inversión orientadas a proyectos empresariales transformadores, que tan buena acogida han tenido en anteriores ediciones”, ha indicado Soler antes de apuntar la dotación de 13,1 millones de euros destinados a la concesión de ayudas y formación para proyectos de inversión empresarial que contribuyan a la consolidación del tejido productivo, la creación de empleo, la sostenibilidad medioambiental y el fomento del desarrollo y la innovación.

El proyecto de presupuestos 2021 prevé también una dotación de 3 millones de euros a la realización de acciones formativas, seminarios y a la colaboración con universidades y centros de investigación. Destacan los convenios suscritos con un sector clave con la industria valenciana como el de la cerámica a través de la Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos (ASCER), cuya partida se incrementa un 69%, así como con la Fundación para el Desarrollo de la Innovación (FDI), vinculada al sector de la automoción. Asimismo, continúa el apoyo a la Red de Cátedras Universitarias de Transformación del Modelo Económico.

Por su parte, el programa de Fondos Europeos estará dotado con 12,3 millones de euros, un incremento de 7,5%, con el objetivo de ser más efectivos en la captación de fondos y agilizar toda la gestión que requieren los programas europeos. “En un momento como el actual en el que Europa ha apostado decididamente por el apoyo a los Estados miembros y a las regiones para ayudarles a sentar las bases de la recuperación a través de Next Generation UE, debemos agilizar y mejorar el acceso y la captación de recursos europeos”, ha incidido Soler.

Progresividad fiscal y lucha contra el fraude

La Agència Tributària Valenciana estará dotada con 53,4 millones que se destinarán principalmente a impulsar la presentación de documentos por medios telemáticos y a continuar luchando contra el fraude y el dumping fiscal aumentando la planificación y el control tributario.

Asimismo, se aumentará la cooperación con otras administraciones para facilitar a los ciudadanos el cumplimiento voluntario de sus obligaciones tributarias. “La ATV ha apostado de forma decidida por impulsar la participación de la sociedad en la gestión tributaria a través del Observatorio Fiscal recientemente creado”, ha subrayado Soler.

Por su parte, la Dirección General de Tributos y Juego cuenta con un dotación de 5,1 millones para continuar avanzando en la reconfiguración del sistema fiscal valenciano aumentando su progresividad.

El patrimonio como herramienta de eficiencia frente a la COVID-19

En su intervención Soler, ha explicado que “en materia de patrimonio los esfuerzos se orientan a la adecuación y ampliación del parque inmobiliario para cumplir con las medidas de seguridad establecidas frente a la COVID-19. También apostamos por tener edificios seguros, inteligentes y sostenibles y por la recuperación del patrimonio arquitectónico valenciano”.

En este sentido, la dotación del programa Patrimonio se incrementará un 46,3% hasta alcanzar los 33,7 millones. Por su parte, el Centro Logístico y Archivo Intermedio de la Generalitat contará con un dotación de 2,75 millones de euros, un 39,7% más.

Respecto a la Ciutat Administrativa 9 d’Octubre aumentará su presupuesto un 52,5% en 2021 hasta alcanzar los 7,8 millones. Este aumento se explica por los gastos extraordinarios en limpieza, seguridad, suministros y elementos de protección derivados de la pandemia.

Promoción turística, lucha contra la despoblación y municipalismo

Durante su comparecencia, el conseller Vicent Soler ha expuesto también las cuentas para el próximo ejercicio del área de Presidencia de la Generalitat, que contará con una dotación de 223,4 millones de euros, lo que supone el 0,87% del total del presupuesto de la Generalitat, y un incremento del 10,1% respecto al presupuesto de 2020.

Según ha explicado Soler, los presupuestos de Presidencia se centran en tres ejes fundamentales enmarcados en la situación de emergencia: el impulso del turismo, uno de los sectores que más está sufriendo los efectos de la pandemia; la profundización en las políticas municipalistas y de apoyo a ayuntamientos y entes supramunicipales; y la lucha contra el despoblamiento”.

El conseller ha destacado que el turismo constituye el eje básico de la actuación de Presidencia para 2021 y copa casi la mitad de su presupuesto. “La Generalitat -ha manifestado- quiere estar junto a las empresas, los autónomos y los trabajadores, que generan el 14% del PIB de la Comunitat Valenciana y el 15% del empleo, para paliar los efectos negativos de la Covid y, al mismo tiempo, contribuir a su reactivación en el menor plazo posible”.

“En concreto -ha añadido-, con el objetivo de impulsar la recuperación de este sector productivo clave en la reconstrucción económica y social de la Comunitat Valenciana, se ha incrementado la partida dirigida al sector turístico en un 21,4%, hasta los 106,2 millones de euros, lo que representa el 45% del total de los recursos que gestionará Presidencia el año que viene. Partida que irá dirigida principalmente a Ordenación y Promoción del Turismo, así como al Plan de Recuperación del Sector Turístico ante la COVID-19 Recuperatur”.

Entre las principales líneas de acción, Soler ha destacado el Bono Viajemos, dotado con 10 millones de euros, “que tiene como objetivo incentivar el turismo interno en la Comunitat Valenciana en la temporada no estival, dinamizando la demanda turística de proximidad. La ayuda del bono es del 70% con un máximo de 600 euros por viaje, y el impacto de esta medida para el conjunto de 2021 se ha estimado en más de 62.000 valencianos y valencianas que disfrutarán de viajes turísticos por la Comunitat Valenciana”.

Asimismo, el conseller se ha referido a las medidas de apoyo económico para personas trabajadoras autónomas y pymes que desarrollan su actividad en el sector turístico de la Comunitat Valenciana, con un importe de 10 millones de euros. “Estas ayudas directas están dirigidas a establecimientos de alojamiento turístico, agencias de viaje y oferta de restauración, así como aquellos otros servicios turísticos vinculados a los programas de política turística que aportan valor añadido”, ha explicado Soler.

Del mismo modo, se destinarán 12 millones de euros a iniciativas que permitan recualificar nuestra oferta turística mediante, entre otras medidas, la compensación del esfuerzo adicional realizado por nuestros destinos en la prestación de servicios al turista, a través del Fondo de Cooperación Municipal para municipios turísticos; la inversión directa de Turismo Comunitat Valenciana en playas; el desarrollo de más de una decena de Planes de Gobernanza y Dinamización Turística y el inicio de la ejecución de los dos primeros Planes de Sostenibilidad Turística de la Comunitat, en Benidorm y Gandia; y la extensión de la red de CdT hacia el interior, como Alcoi o Requena, o el inicio de las obras del nuevo CdT de Benidorm.

Además, se destinarán 16 millones de euros a iniciativas que permitan reposicionar en el mercado la oferta turística de la Comunitat Valenciana, como campañas en mercados emisores estratégicos y otros 12 millones de euros para el Plan de recuperación del Sector Turístico ante la COVID-19 (Recuperatur).

Por último, el presupuesto contempla la línea de ayudas en materia de formación para potenciar la profesionalización de los trabajadores del sector afectados por ERTE, así como el nuevo programa “Volver mejores”, de Turismo Comunitat Valenciana, dirigido a facilitar el acceso a cursos online para adquirir competencias profesionales en ámbitos clave como el management turístico en la era postCovid, la gestión empresarial digitalizada o la resiliencia de la empresa turística en seguridad e higiene.

AVANT experimenta el mayor incremento presupuestario

Durante su intervención, Soler también ha destacado que “las medidas de lucha contra la despoblación experimentan el mayor incremento presupuestario respecto del año pasado, ya que la Agenda Valenciana Antidespoblament (AVANT) dispondrá de 6,6 millones de euros, lo que supone un incremento del 29,2%”.

En concreto, el fondo para municipios en riesgo de despoblamiento contará con 3 millones de euros, y “responde al compromiso adquirido por el Consell de asegurar la cohesión territorial y evitar que se produzcan desequilibrios en el territorio de la Comunitat Valenciana.

Refuerzo de ayuntamientos y mancomunidades

Por otro lado, el conseller también ha señalado que el presupuesto de Presidencia “muestra la apuesta del Consell por el municipalismo, dado que contempla 77,5 millones de euros a reforzar el papel de los ayuntamientos y mancomunidades, lo que supone un incremento del 21,2%, y el 34,7% de los recursos de este departamento”.

Entre las principales líneas se contempla el Fondo de Cooperación Municipal, dotado con 40 millones de euros, y que será complementado por parte de las diputaciones de Castellón y de Valencia; la rehabilitación del patrimonio histórico de los municipios, con 26 millones de euros de inversión; y la mejora de la accesibilidad a edificios municipales, que contará con 5 millones de euros para eliminar barreras arquitectónicas.