Folgado propone habilitar espacios municipales para la vacunación frente a la gripe común

Folgado: “debemos evitar en la medida de lo posible las situaciones de riesgo para la población más vulnerable frente a la COVID-19, por lo que sacar la vacunación frente a la gripe común de los centros de salud ayudará a proteger a estos ciudadanos del nuevo coronavirus”.

Torrente, 1 de septiembre de 2020

La Portavoz popular en Torrent, Amparo Folgado, ha presentado, a través del registro de entrada del Ayuntamiento de Torrent, una propuesta para que el consistorio habilite locales de propiedad municipal para la cercana campaña de vacunación frente a la gripe común. Está medida está encaminada hacia la descongestión de los centros de salud de la ciudad que, debido a las nuevas normas sanitarias derivadas de la pandemia originada por la COVID-19, han visto como sus servicios de atención se han saturado, produciéndose interminables colas a sus puertas, así como un colapso de las líneas telefónicas de estos centros.  

La principal población objeto de estas campañas anuales, para combatir el virus de la gripe común, coincide precisamente con la población de riesgo del actual virus que ha desencadenado una pandemia mundial, la COVID-19. Según ha apuntado Folgado, “debemos evitar en la medida de lo posible las situaciones de riesgo para la población más vulnerable frente a la COVID-19, por lo que sacar la vacunación frente a la gripe común de los centros de salud ayudará a proteger a estos ciudadanos del nuevo coronavirus”.

Actualmente, la administración municipal dispone de diversos locales de su propiedad que, dadas las circunstancias actuales de pandemia, permanecen cerradas al público sine die, a la espera de una mejora de la situación sanitaria. Espacios como centros de mayores o sedes de asociaciones vecinales y culturales se encuentran actualmente en esta situación, por lo que serían una buena opción para llevar a cabo esta campaña de vacunación.

La Portavoz popular ha indicado que “locales propiedad del ayuntamiento, cerrados temporalmente por la pandemia, son idóneos para convocar a los ciudadanos a vacunar contra la gripe común, todo unido a una planificación y citación espaciada de estos pacientes. De esta forma se da uso a instalaciones municipales, se protege a la población frente a enfermedades como la gripe común y COVID-19, además de ayudar al sistema sanitario a descongestionarse”.