Fernando de Rosa califica de “inmoralidad y desvergüenza” el nombramiento del subdelegado del Gobierno en Valencia

·        Fernando de Rosa destaca que Rafael Rubio está siendo investigado por malversación, prevaricación, tráfico de influencias, falsedad y fraude en la contratación

·          Afirma que “las instituciones deben representarnos a todos y no ser un corralito ni de Ábalos ni del PSOE”

05, noviembre, 2020.- 

El portavoz de Justicia del Grupo Popular y senador por Valencia, Fernando de Rosa, ha calificado de “inmoralidad y desvergüenza” el nombramiento de Rafael Rubio como subdelegado en la provincia de Valencia, “una persona que está siendo investigada por el Juzgado de Instrucción número 18 de Valencia, por presuntos delitos de malversación, prevaricación, tráfico de influencias, falsedad y fraude en la contratación”.

Así mismo, el portavoz del GPP ha denunciado la “naturaleza enchufista del PSOE, que eleva a las cumbres a amigos y amiguetes”, a pesar de que estén siendo investigados. “Esto es lo que se ha hecho en Valencia el Gobierno de Sánchez, nombrándole alto cargo y con mando en plaza sobre la policía nacional y la guardia civil”, ha dicho con rotundidad.

Fernando de Rosa ha preguntado al secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez, cómo valora el Ministerio de Justicia el nombramiento del subdelegado del Gobierno de la provincia de Valencia, investigado por varios casos de corrupción.

Durante su intervención en la Comisión de Justicia del Senado, Fernando de Rosa ha recordado la frase que pronunció el presidente Pedro Sánchez en 2015, cuando afirmó que ‘puedo asegurar a los españoles que me dejaré la piel para luchar contra lo que más me repugna, la corrupción’; o cuando defendía que no nombraría a ninguna persona que estuviera imputada en un cargo político.

“Los favores con otros favores se pagan y parece que el brazo ejecutor de Sánchez en Valencia es el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, el señor Ábalos, que tiene mucho que ver con este nombramiento”, ha asegurado Fernando de Rosa.

Por ello, el senador popular ha subrayado que “las instituciones deben representarnos a todos y no ser un corralito ni de Ábalos ni del PSOE” y ha recriminado al Gobierno de España por “plegarse a los deseos e intereses” del ministro Ábalos, que es “quien realmente ha colocado a Rubio en la subdelegación como cuota suya”

“Parece que el código ético del que presumían los socialistas se ha quedado en papel mojado, porque vemos de todo: ministros que han sido consejeros de la Junta de Andalucía en el momento en que saltó el caso de los EREs; un vicepresidente en puertas de ser acusado por tres delitos con agravante de género; o ministros que defraudan a Hacienda pagando a través de sociedades para evadir impuestos”, ha sentenciado

En su opinión, el Partido Socialista tiene “otra vara de medir” cuando afecta a sus dirigentes y ha reprochado al PSOE los insultos que han vertido sobre cargos del Partido Popular durante los últimos años. “¿Se acuerdan de Rita Barberá?, ha preguntado a los senadores socialistas.

Por último, el portavoz de Justicia ha preguntado al secretario de Estado de Seguridad qué piensa hacer el Gobierno si le abren juicio oral y si seguirá en su cargo de subdelegado como si nada. “La corrupción no entiende de partido, y, por tanto, todos debemos de ser consecuentes con lo que se dice y sobre todo practicar la ejemplaridad”, ha enfatizado.