El VCFI se contrae en julio con un descenso del 2,51% en los niveles de fletes

·Se percibe una reactivación de la demanda y la oferta que se refleja en la disminución de la flota ociosa que representa el 6,6% hasta situarse en 1,56 millones de TEUs

·En julio descienden un 1,60% los fletes con el Mediterráneo Occidental y un 0,68% con el Lejano Oriente

·Los datos muestran una lenta normalización de tráficos y flota ociosa

València, 7 de agosto de 2020.- El Valencia Containerised Freight Index (VCFI) experimenta en julio una contracción con un descenso en los niveles de fletes del 2,51% hasta situarse en los 1.234,31 puntos. En el acumulado desde el inicio de la serie histórica de VCFI en enero de 2018 se ha registrado un aumento del 23,43%. Los datos reflejan la coyuntura del mercado marcada por la situación de emergencia de la Covid-19 y la lenta normalización de tráficos y flota ociosa. Esta última se ha situado a finales de julio en 1,56 millones de TEU, representando el 6,6% sobre el total de la flota activa. En el mes de julio descienden tanto los fletes con el Mediterráneo Occidental (-1,60%) como con el Lejano Oriente (-0,68%).

En este contexto, la demanda y oferta de capacidad en el mercado de transporte marítimo juegan un papel destacado. Por un lado, el comercio internacional sigue recuperándose, tal y como muestra el RWI/ISL Container Throughput Index mediante los datos de tráfico de contenedores en 91 puertos del mundo que representan el 60% del tráfico mundial. Así, en junio (último dato disponible) los contenedores manejados por los puertos han crecido un 4,3% respecto al mes de anterior y, según Alphaliner, todo parece indicar que este crecimiento ha continuado también durante julio. Sin embargo, desde el RWI destacan que, pese a que dicho incremento indica cierta estabilización del tráfico portuario, las diferencias entre las regiones geográficas son todavía significativas.

Por otro lado, la oferta de capacidad ha ido en aumento durante julio, llegando en algunas de las grandes de rutas de contenedores a situarse en niveles muy cercanos a los previos a la emergencia sanitaria, como por ejemplo la ruta Transpacífica. Como consecuencia de la reactivación de la demanda y la oferta, los niveles de flota ociosa han disminuido desde finales del mes de junio, continuando con la misma tendencia a principios de julio. Mientras el 22 de junio la flota ociosa representaba el 9,9% sobre el total de flota activa, el 20 de julio se redujo hasta el 6,6%, hasta situarse en 1,56 millones de TEU. Estos datos parecen indicar que la presión de los últimos meses por la menor disponibilidad de slots ha disminuido con el aumento de la oferta y, como resultado, los fletes se estabilizan.

Otro de los factores determinantes de los fletes de transporte marítimo es el precio del petróleo y de bunkering. De nuevo, en julio el precio promedio del barril de Brent europeo experimenta un crecimiento del 7,4% respecto al mes anterior, pasando de los 40,27 dólares por barril de junio a los 43,24 dólares de julio. Por su parte, los precios de bunkering también evidencian desde finales de abril una tendencia creciente que ha continuado hasta julio.

En lo que respecta al análisis por áreas geográficas, el descenso en el VCFI general es un buen reflejo de lo ocurrido en las mismas durante el mes de julio, ya que únicamente África Costa Oriental (1,05%) y África Costa Occidental (0,87%) han experimentado un crecimiento en los fletes. En cuanto a las áreas que han disminuido sus fletes, destacamos los descensos en el Subcontinente Indio (-12,02%), Mediterráneo Oriental (-7,39%), Centroamérica y Caribe (-4,24%), Latinoamérica Atlántica (-3,99%) y Latinoamérica Pacífica (-3,54%).

VCFI Mediterráneo Occidental

Con relación a los fletes con el Mediterráneo Occidental, por segundo mes consecutivo, en julio descienden un 1,60%, situándose en los 1.032,54 puntos. El incremento de fletes experimentado en mayo coincidió con el repunte de los tráficos de exportación desde Valenciaport con dos de los principales mercados ubicados en esta área, como son Argelia y Marruecos. Sin embargo, pese a que los flujos de exportación han seguido creciendo los meses siguientes, especialmente los que tienen como destino Argelia, los fletes han continuado descendiendo por un posible incremento de la competencia en alguna de estas líneas.

VCFI Lejano Oriente

Por lo que respecta a Lejano Oriente, tras el fuerte incremento de junio, los fletes descienden en julio un 0,68% hasta situarse en los 1.859,26 puntos. Pese a esta contracción, los fletes siguen en niveles elevados, marcados principalmente por la reducción de la oferta de capacidad de los últimos meses. Mientras los tráficos de exportación desde Valenciaport con algunos de los principales países de Lejano Oriente (China o Corea del Sur) se han mantenido en niveles similares a los del mismo periodo del año anterior, la suspensión temporal de servicios y el incremento de los blank sailings han ejercido presión para conseguir slots en los envíos y, por consiguiente, sobre los fletes. En cambio, la reactivación de algunos servicios suspendidos ha provocado el aumento de la oferta de capacidad de contenedores en julio, lo que ha reducido la flota ociosa y suavizado dicha presión.