El PPCV presenta una apuesta social que recoge la “voz del sector” y que contempla profesionalizar los cuidados de la dependencia

-Elena Bastidas: “Si Oltra cobra de los valencianos en relación a 2020, los que más lo necesitan tienen el mismo derecho”

-Acusa al Botànic de “arrinconar” al sector social de la Comunitat con “apenas tres comparecientes y sin ninguna de sus medidas a pesar de ser uno de los sectores más golpeados con 560 fallecidos”

-El PP propone triplicar las ayudas al alquiler y regularizar el parque público de viviendas y que contemple un plan de choque de rehabilitación que permita que se puedan ocupar las 800 viviendas vacías actuales

-“Oltra reacciona al incremento de la pobreza extrema en la Comunitat con recortes, es una barbaridad”

Valencia, 17 de julio de 2020

La portavoz de Política Social del Grupo Parlamentario popular (GPP) Elena Bastidas, ha presentado una batería de medidas a la ponencia de la Comisión de Reconstrucción de Les Corts que “recoge la voz del sector” y que contempla la profesionalización de los cuidados de la Dependencia, la creación de un fondo extraordinario para el Tercer Sector de 23 millones de euros y la apuesta por la colaboración público-privada para el aumento de plazas en residencias.

   Bastidas se ha manifestado de esta manera antes de la reunión prevista con los grupos políticos para redactar un documento marco de reconstrucción, un documento donde, para el PP hay “algunas líneas rojas” como es la profesionalización de la dependencia ya que “no tiene sentido” que el 65% de los cuidadores de la Comunitat Valenciana esté en manos de familiares.

    “Queremos apostar por lo que dice la ley, que no es otra cosa que profesionalizar el sector de la dependencia lo que supondría la creación de 30.000 puestos de trabajo”. Para Bastidas, “lo que es una excepción en el resto de España, en la Comunidad Valenciana no puede ser la regla general”.

   Estas propuestas son el resultado de “meses de reuniones y encuentros con los diferente sectores de las que hemos extraído numerosas propuestas que hoy resumimos en 54 puntos”. Se trata, por tanto, de medidas “profundamente consensuadas y reflexionadas con la sociedad civil”.

    Para el PPCV, desde el inicio, “ha habido un evidente problema de interés por parte del Botànic, ya que el sector social apenas ha sido escuchado. De las numerosas comparecencias que se han sustanciado en las últimas semanas, “muy pocas de ellas han sido de entidades sociales”. Esto es una demostración “inequívoca del escaso interés que el Botànic le quiere dar a la materia social en la reconstrucción económica, social y sanitaria de la Comunidad Valenciana”.

    “Es muy grave que no se hayan tenido en cuenta las aportaciones que se han realizado desde el sector a pesar del calado de las comparecencias” lo que demuestra que “el interés en atender a estas entidades sociales “ha sido escaso” a pesar de que ha sido uno de los más golpeados durante la pandemia, teniendo en cuenta que han sido 560 residentes los fallecidos a consecuencia de la Covid 19.

    Por ello, el PPCV quiere que se tenga en cuenta la colaboración público-privada en el plan de infraestructuras que el Consell quiere poner en marcha, porque “no se puede criminalizar al sector privado como últimamente estamos escuchando de forma sorprendente por parte de Mónica Oltra”.

   Así mismo, los populares también plantean la implantación de una enfermera escolar, abordar un verdadero plan de la conciliación de la vida familiar y laboral así como el cumplimiento inmediato y desarrollo íntegro de las medidas contempladas en el Pacto valenciano de Violencia de Género.

   Para Bastidas es “imprescindible” incorporar un servicio de atención psicológica especializada que ayude a afrontar las consecuencias derivadas de la pandemia dirigido tanto a las personas mayores como al personal de las residencias y/o personal sociosanitario y crear una comisión de coordinación socio-sanitaria.

   Además, el GPP propone triplicar las ayudas al alquiler que actualmente realiza la Generalitat para llegar a mayor número de familias y financiar la ampliación del parque público de vivienda con la construcción en los solares de propiedad pública (EVHA y GVA) que están paralizadas, a través de colaboración público privada; regularizar el parque público de viviendas de la Generalitat antes de pensar en ampliaciones, de forma que haya financiación adecuada para un plan de choque de rehabilitación de viviendas, edificios públicos y espacios públicos que permita que se puedan ocupar las 800 viviendas vacías actuales y se otorguen a legítimos ocupantes de los 15.000 en lista de espera las 1.200 viviendas okupadas ilegalmente.

   Bastidas ha propuesto que la Generalitat ofrezca soluciones habitacionales reales a las familias desahuciadas en cantidad suficiente y vaya más allá de los ridículas datos actuales.