El PP y los vecinos de Campanar proponen dotar de una calle o plaza a Vicente Guillot García, “Lillo”

  • Fundó hace 51 años la Junta de Festes Patronals de la Mare de Déu de Campanar y la presidió durante todo ese tiempo. También ha sido presidente del casino de Campanar

Valencia, 22 de julio de 2020

El concejal del Grupo Popular, Santiago Ballester, ha propuesto junto a los vecinos de Campanar que el Ayuntamiento de Valencia rotule una de las plazas o calles del barrio con el nombre de  Vicente Guillot García, quien falleció el pasado mes de abril con 88 años. La propuesta deberá votarse mañana en la Comisión de Bienestar y Derechos Sociales, Educación, Cultura y Deportes y el concejal Popular espera contar con la unanimidad de todos los grupos municipales.

La ciudad de Valencia es la suma de sus barrios y sus gentes. Barrios que en muchas ocasiones tienen alma de pueblo, y Campanar es uno de ellos. Un barrio de gente de huerta que se resiste a ser engullido por la ciudad, manteniendo su encanto con sus casas de pueblo típicas valencianas. Y a este barrio dedicó su vida Vicente Guillot  García toda una institución en Campanar, más conocido como “Lillo”.

Vicente, “Lillo”, era la persona que se debía contactar si necesitabas informarte de algo de este singular “pueblo”: la historia de la plaza de Campanar, la de su refugio anti aéreo, construido al final de la Guerra Civil, la del último alcalde, o la del reloj de la iglesia, que parece que vino de la Lonja en los años 30, cuando dos concejales se disputaban el voto y uno trajo el artilugio para la torre y otro construyó una senda que conectara con Valencia.

Él era la memoria viva de un barrio que nunca ha dejado de ser pueblo. Y era la piedra angular de sus fiestas. Fundó hace 51 años la Junta de Festes Patronals de la Mare de Déu de Campanar y la presidió durante todo ese tiempo. Clavario de las fiestas del Cristo del Pouet, Clavario de las Fiestas de San Miguel y por si fuera por si fuera poco, también fue presidente de Casino de Campanar. Toda una trayectoria de entrega por su pueblo y tradiciones se vió apagada a sus 88 años el pasado abril.