El PP votará en contra de aumentar en 27,2 millones la deuda de la EMT para tapar la pésima gestión de Ribó

  • El nuevo préstamo de la EMT supone un aumento del 7% de la deuda del Ayuntamiento de Valencia
  • Considerada “apremiante” que Valencia reciba más financiación del Gobierno central y    que el Ayuntamiento apruebe un plan de saneamiento urgente para la EMT,  “que tenga como punto de partida suprimir los costes de los altos cargos de Ribó”
  • Los populares denuncian la pésima gestión de Ribó y el PSPV que utilizan la EMT para hacer obras no propias de su objeto como el más de 1 millón de euros invertidos en remodelar de manera provisional la plaza del Ayuntamiento
  • Reclama a Ribó que exija parte de los 40 millones del Gobierno de Sánchez destinados al transporte a la Comunitat Valenciana, “a Valencia no ha llegado un solo euro”
  • Señala que “Grezzi nos va a dejar un agujero de 4M€ por el robo, se va a gastar más de 14M€ en marquesinas y postes, mientras tiene que recurrir a un préstamo de más de 27 millones de euros por la bajada de ingresos, y además el Ayuntamiento acabará pagando las consecuencias económicas de su fracaso en la tramitación del ERTE”.
  • El Grupo Popular considera que es prioritario que no se produzca ningún despido de trabajadores y que se mantenga el servicio público con todas las prestaciones

Valencia, 20 de julio de 2020

La portavoz del Grupo Municipal Popular, María José Catalá, ha  anunciado que votará mañana en contra de autorizar a la EMT a pedir un préstamo de 27,2 millones de euros. Será tratado en una Comisión extraordinaria de Hacienda a las 8,30 de la mañana y que debatirá la contratación por parte de la EMT de un préstamo por 27,2 millones de euros para afrontar las pérdidas de la empresa provocadas por la crisis sanitaria, “pero sobre todo para tapar la nefasta gestión de la compañía por parte de su presidente el concejal Guiseppe Grezzi”. 

El PP ha asegurado hoy que votará en contra de este nuevo endeudamiento de la EMT de 27,2 millones de euros, que significará que aumente la deuda del Ayuntamiento de Valencia en un 7% este año. El Servicio Financiero valora este impacto en 3,6 puntos porcentuales. Como consecuencia de ello, el porcentaje de deuda municipal, según informa la Intervención General del Ayuntamiento, pasará del 44,5% al 47,83%.

Antes que pedir un crédito de 27 millones, la portavoz del PP asegura que es  “apremiante” que Valencia reciba más financiación del Gobierno central y que el Ayuntamiento apruebe un plan de saneamiento urgente para la EMT,  que tenga como punto de partida suprimir los costes de los altos cargos de Grezzi y mejorar toda la gestión”.  Además, mientras pedimos el préstamo se van a gastar 14 millones en cambiar todas las marquesinas, un gasto innecesario en este momento.

Para Catalá para que la EMT funcione mejor debe salir de ella ya su concejal. “A Grezzi le han robado 4 millones de euros de las cuentas de la EMT, está realizando obras impropias como los 600.000 euros gastados en la remodelación de la plaza del Ayuntamiento, ha incrementado el número de altos cargos en la EMT pasando de 31 a 85 directivos desde 2015.  Además se ha subido el sueldo al gerente y a su adjunto como recompensa por la gran gestión que supuso el robo de 4 millones”.

“Sin embargo, tenemos que recurrir al endeudamiento para pagar esta mala gestión y que al final saldrá del bolsillo de todos los valencianos a los que nos suben tasas e impuestos municipales entre un 3 y un 13 % este año”, explicó Catalá.

“La delicada situación financiera de la EMT requiere de gestores capacitados y rigurosos,  que estén totalmente centrados en el día a día de la empresa, y  no depender de un presidente y un gerente que llevan meses metiendo sus manos en el urbanismo de la ciudad con el proyecto chapucero de la plaza del Ayuntamiento, y  eliminando plazas de aparcamiento público en el centro de la ciudad como ha sucedido con el cierre del parking de Parcent”, añadió Catalá.

En este mismo sentido, desde el PP “recordamos la pésima gestión de Ribó ya que de los 40 millones de euros que el Gobierno de Sánchez ha enviado a la Comunitat Valenciana para paliar las pérdidas del transporte por el COVID 19 no ha llegado un solo euro a Valencia por ello exigimos a Ribó y a sus socios del PSOE que reclame a Puig parte de esos 40 millones de euros para paliar la deuda de la EMT”.

Al respecto, la portavoz del PP que señalado que “desde el Grupo Popular consideramos que es prioritario que no se produzca ningún despido de trabajadores y que se mantenga el servicio público con todas las prestaciones, pero nos vemos también en la obligación de denunciar que la delicada situación económica  por la que atraviesa la EMT no sólo es debido a la pandemia del COVID-19, sino que también es debida  a una  gestión nefasta de Grezzi”.

“La EMT está inmersa en esta gravísima situación financiera debido también a que el alcalde Ribó y Grezzi, con el silencio cómplice del PSPV, han dedicado la empresa a gestionar el urbanismo de la ciudad en lugar de a mejorar el transporte público,  debido también a que nos han robado 4 millones de euros sin que nadie asuma la responsabilidad, y como consecuencia también de despropósitos como el aprobar un gasto de 14 millones para cambiar las marquesinas en plena crisis sanitaria” ha destacado.   

Catalá ha insistido en que la prioridad ahora en la EMT debería mantener los puesto de trabajo y conseguir financiación del Gobierno de Sánchez, tal y como reciben las empresas de transporte urbano de Madrid y Barcelona. al Gobierno de España.

Cabe recordar que la portavoz del Grupo Popular, María José Catalá, presentó una Moción al pasado Pleno para que el Ayuntamiento instara al Gobierno central a crear un fondo de financiación específico para el transporte público de Valencia. La ciudad de Valencia y se área metropolitana tienen más de 1,5 millón de habitantes y sólo reciben del Estado 10 millones de euros de ayudas al año para el transporte público, cuando Madrid recibe 126,89 millones, Barcelona 109,3 millones y Canarias 47,5 millones.