El PP sobre la paralización del Plan del Cabanyal: “Refleja la falta de sintonía entre el Gobierno Central y el equipo de Ribó y la falta de rigor del equipo de urbanismo”

  • En las alegaciones presentadas ya se advertía del efecto pantalla y tapón que suponía en la fachada marítima y se señalaba que dada la contestación vecinal debería posponerse para una reflexión más sosegada y un modelo más consensuado con los vecinos
  • El Grupo Municipal Popular advirtió que no era necesario integrar el PAI Piscinas en el PEC, incluyendo a petición del gobierno de Ribó y del PSPV, el hotel de 15 alturas dado que ya existía un planeamiento independiente y a en fase final de urbanizar
  • “La falta de rigor e inoperancia del gobierno municipal va a suponer un nuevo retraso en la regeneración y rehabilitación del barrio”, lamenta Mundina.

Valencia, 14 de agosto de 2020

El Grupo Municipal Popular ha lamentado la falta de rigor del área de Urbanismo del gobierno de Ribó tras conocerse la paralización del Plan del Cabanyal por parte del Gobierno por  las deficiencias detectadas, a pesar de que ya habían sido advertidos.

“La decisión del Ministerio refleja la falta de sintonía entre el gobierno de Ribó y el gobierno de Pedro Sánchez, además de la falta de eficacia y de rigor del equipo municipal que a pesar de las observaciones realizadas en el primer trámite por parte de la Demarcación de Costas no hizo nada. El resultado: 5 años después, estamos como al principio, con el Plan paralizado y con los proyectos estrella del equipo municipal paralizados”, ha señalado el concejal Carlos Mundina.

En este sentido, Mundina ha destacado que en las alegaciones presentadas por el Grupo Municipal Popular incidían que  la ordenación prevista desde el Doctor Lluch hasta el Paseo Marítimo debería ser objeto de revisión y “vemos como ahora el informe del Ministerio hace hincapié en ello también.

El PP en sus alegaciones ya advirtió que la zona Este del Plan con las nuevas construcciones de Dr. Lluch en la parte más cercana al mar, la UE de Eugenia Viñes (PAI de las Piscinas), el derribo del edificio de Astilleros, hasta el límite del Plan con la Malvarrosa, se debería repensar,

“Es evidente la falta de coordinación y sintonía del gobierno de Ribó y el Gobierno de Sánchez, y los perjudicados los vecinos del Cabanyal que sigue sin un plan urbanístico, en 1988 el PSPV dejó el Cabañal-Canayamelar como planeamiento diferido y 30 años después cuando se deciden formular la ordenación estructural y pormenorizada del ámbito el Ministerio tumba su propuesta”, ha señalado.

En las alegaciones presentadas ya se advertía del efecto pantalla y tapón que suponía en la fachada marítima las construcciones de Doctor Lluch y se señalaba que dada la contestación vecinal debería posponerse para una reflexión más sosegada y un modelo más consensuado con los vecinos.: “Se deduce una especie de división del ámbito en dos: La parte A del PEC desde Serreria, Mariano Blas Lezo, Luis Peixo, hasta doctor Lluch. La parte B del PEC del Doctor Lluch hasta el mar. En tanto en cuanto que la enorme edificabilidad y plusvalías que se obtienen de la parte B del Plan, no van todas destinadas a mejorar la parte A del mismo y el efecto pantalla y tapón que supone en la fachada marítima, se propone ante la fuerte contestación vecinal ocasionada, diferir la ordenación de la parte B del Plan, posponiéndolo para una reflexión más sosegada y un análisis más profundo del modelo consensuado con los vecinos del barrio.”, reza la alegación del Grupo Municipal Popular.

Sobre el PAI-Piscinas, el Grupo Municipal Popular ya dejó constancia que no era necesario un nuevo planeamiento porque ya existía un planeamiento ya aprobado e independiente del PREPI y, además, ya en fase de gestión urbanística.  La integración de esta zona en el Plan del Espeecial Cabanyal con la inclusión del hotel de 15 plantas aprobado por el gobierno Gobierno de Ribó y PSPV ha supuesto un varapalo para el equipo municipal vistos los informes desfavorables del Ministerio y “un nuevo retraso en la regenaración y rehabilitación del barrio”.

Por otra parte, los populares en sus alegaciones también exigían un retén policial destinado al refuerzo de la seguridad ciudadana del barrio.

Asimismo, el Grupo Municipal Popular también se solicitó  que se ampliara el plazo de la segunda exposición al público, una demanda que hicieron los propios vecinos en el Pleno y dada la situación de confinamiento que hemos vivido que les perjudicó a la hora de explicar el plan y de informarse sobre el mismo. Asimismo, se recordaba que en el expediente de aprobación del Plan Especial del Cabanyal no han quedado razonadas la contestación a las alegaciones, al margen de su estimación desestimación.