El PP presenta una moción al Pleno para pedir que el Ayuntamiento apoye las reivindicaciones de los agricultores

Valencia, 17 febrero-2020 – La portavoz del Grupo Municipal Popular, María José Catalá, se ha reunido hoy con el presidente de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA), Cristóbal Aguado, para hablar de los problemas que atraviesa el sector agrario valenciano y la falta de apoyo de las administraciones. La semana pasada se celebró una marcha reivindicativa de agricultores por las calles de la ciudad, que reunió a miles de agricultores, y en la que se sumó la portavoz del PP en el Ayuntamiento de Valencia.

Durante la reunión, Catalá ha anunciado al presidente de AVA la intención del Grupo Municipal Popular de instar a través de una Moción al Pleno para que todos los grupos municipales con representación en el Ayuntamiento de Valencia den apoyo a las reivindicaciones de los agricultores valencianos.

La protesta del pasado viernes de los sindicatos agrarios  tenía como objetivo protestar por la grave situación que atraviesa la agricultura y la falta de sensibilidad del Gobierno de Sánchez. En este sentido, ha destacado que “el viernes recibimos una lección de fortaleza, valentía y de activismo constructivo que nos dijo que se requiere una reflexión sobre la situación de la agricultura y medidas urgentes para ayudar a un sector económico que forma parte del ADN de los valencianos”.

Las organizaciones agrarias cuantifican las pérdidas de los productores de naranja en 163 millones, motivadas por la situación de los mercados y el comportamiento del clima, y reclaman medidas concretas a corto plazo que alivien los problemas más inmediatos y una hoja de ruta para el futuro que permita al sector aumentar su competitividad.

Las organizaciones piden ayudas de mínimos, un plan de reestructuración para las parcelas inundadas con afección del arbolado y para las variedades precoces con problemas comerciales en el primer tramo de la campaña, y la retirada de 250.000 toneladas para aliviar el mercado en fresco.

También piden la renegociación de los acuerdos comerciales especialmente con Sudáfrica, una cláusula de salvaguardia, la reciprocidad de las normativas europeas en materia fitosanitaria y laboral a las producciones de cítricos y la contratación de personal en Bruselas para ejercer de grupo de presión en asuntos de comercio internacional.