El PP prepara junto a un centenar de colectivos de Valencia el debate del estado de la ciudad

  • María José Catalá considera “esencial” que en Pleno sobre el estado de la ciudad se debata y fiscalice la gestión en el Ayuntamiento de Ribó y el PSPV ante la pandemia, “porque tenemos que valorar la respuesta del gobierno municipal para mejorarla, que a mi juicio ha sido lenta, ineficaz e insensible con las enormes dificultades sanitarias, sociales y económicas que está provocando el COVID-19” 
  • El año transcurrido desde el último debate del estado de la ciudad, “ha sido horrible para el gobierno de Compromís y el PSPV, en el que el acalde ha sido el gran ausente en la gestión de la pandemia de la COVID, y  en el que el Ayuntamiento ha adoptado medidas tarde y mal, sin que se repartieran mascarillas y se hicieran test”.
  • Anuncia que tratará en el Pleno los temas que más preocupan a los vecinos de Valencia. “Para ello, desde que se convocó el Pleno estamos intensificando los contactos telefónicos con cerca de un centenar de colectivos para conocer sus principales inquietudes y cómo están afrontando la crisis sanitaria y económica”.
  • Destaca que el Pleno es “una oportunidad para escuchar las preocupaciones y necesidades de los barrios y plantear soluciones a sus problemas. “El alcalde Ribó y el PSPV deberían abrir los ojos ante los problemas más acuciantes que tiene la ciudad, pisar más la calle, y mostrar una voluntad de diálogo, no sólo con los Grupo políticos de la oposición, sino que también deberían escuchar y consensuar con los vecinos y los principales agentes sociales antes de imponer sus medidas”
  • Para la portavoz popular, “los datos actuales de paro en Valencia, con un aumento del 22,64% desde enero y con 65.006 personas sin empleo,nos obligan a aprobar para la ciudad un nuevo marco económico y fiscal, que atraiga inversiones y generare empleo, y esto pasa por revertir el sablazo que Ribó y el PSPV está dando al bolsillo de los valencianos”.

Valencia, 18 de octubre de 2020

La portavoz del Grupo Popular, María José Catalá, y el resto de concejales populares, han iniciado una ronda de contactos telefónicos con cerca de un centenar de colectivos vecinales y representes de los sectores empresarial y  comercial y distintos colectivos sociales, culturales y festivos de la ciudad para recoger sus preocupaciones de cara a preparar el Pleno del debate del estado de la ciudad, que se celebrará el próximo miércoles 21 de octubre.”

Para la portavoz popular, “el debate se debería centrar fundamentalmente en aquellos asuntos que más preocupan a los vecinos de Valencia como son el empleo, la expansión de la pobreza, la atención a las personas y familias más vulnerables ante la situación de emergencia social provocada por la pandemia de COVID, la reactivación de la actividad comercial y económica de la ciudad, la falta de limpieza en muchos barrios, el cierre del Palau de la Música, el  aumento de la inseguridad ciudadana y el mal funcionamiento del transporte público y de la movilidad con la situación insostenible en la EMT tras el robo  de los cuatro millones sin que nadie haya asumido responsabilidades políticos”.

Catalá ha destacado que “este año ha sido horrible” para el gobierno de Ribó y el PSPV  “por la estafa en la EMT, el robo en el Palau de la Música y la caída del techo de la sala Rodrigo, con el cierre de todo el auditorio; el año en que se ha procesado a un concejal de Compromís que ha tenido que dejar sus competencias en materia festiva; el año en que hemos hecho un bochorno internacional cuando presentamos a Valencia como candidata a ser la capital de la innovación; un año en que no se ha invertido en los barrios pero se han subido los impuestos.”

Este año, transcurrido desde el último debate del estado de la ciudad, ha prosegudio la portavoz popular, “ha sido el año de la pandemia de la COVID, en el que el acalde ha sido el gran ausente y en el que el Ayuntamiento ha adoptado medidas tarde y mal, sin que se repartieran mascarillas y se hicieran test”.

Asimismo, Catalá ha destacado que “el gobierno del alcalde Ribó y el PSPV debería abrir los ojos ante los problemas más acuciantes que tiene la ciudad, pisar más la calle, y mostrar una voluntad de diálogo, no sólo con los Grupo políticos de la oposición, sino que también debería escuchar y consensuar con los vecinos y los principales agentes sociales antes de imponer sus medidas”.

Para la portavoz popular, “los datos actuales de paro en Valencia, con un aumento del 22,64% desde enero y con 65.006 personas sin empleo, nos obligan a aprobar para la ciudad un nuevo marco económico y fiscal, que atraiga inversiones y generare empleo, y esto pasa por revertir el sablazo que Ribó y el PSPV está dando al bolsillo de los valencianos”.