El PP pide la eliminar la mediana de la CV-500 “que ha convertido este tramo de la carretera en una ratonera”

  • En menos de un mes construida ya se ha provocado dos incidentes, ayer quedó atrapada una ambulancia que tuvo que circular por el carril de sentido contrario.
  • Los populares se oponen a convertir la autovía en un bulevar pues provocará más retenciones e insta al Gobierno municipal a buscar soluciones que mitiguen las retenciones

Valencia, 10 de febrero de 2020

La portavoz del Grupo Municipal Popular, María José Catalá, ha advertido hoy que cada una de las intervenciones del Gobierno de Ribó en la carretera del Saler sigue provocando más caos de tráfico. La colocación de una mediana la CV-500 a su paso por el puerto de El Saler ya ha provocado los primeros incidentes. El último fue el ocurrido ayer en esta carretera colapsada que impedía el paso de un vehículo de emergencias, en este caso una ambulancia.

El conductor de la ambulancia tuvo que saltar la mediana y circular en el sentido contrario para poder evitar la retención en la carretera. Pero hace unas semanas un vehículo de transporte se quedó atrapado en el semáforo colocado a la altura del puerto de la Albufera en el Saler provocando colas kilométricas: los conductores tuvieron que volver a saltarse la mediana para poder circurlar mientras el vehículo de transporte estaba atrapado.

La portavoz del Grupo Municipal Popular explicó hoy que “no es tan difícil buscar una solución que mitigue las retenciones en la CV-500, y que está nazca del consenso con los vecinos que viven en las pedanías del sur como El Saler, Pinedo, El Palmar, Perellonet, así como las poblaciones afectadas como Perello o Sueca. Los vecinos ya salieron a la calle a decir que no al plan diseñado por la Generalitat Valenciana junto al Ayuntamiento de Valencia para convertir la actual autovía en un bulevar”. 

Declaraciones María José Catalá

“Y la colocación de la mediana ya es la segunda actuación instada por el Ayuntamiento que ha sido ya rechazada por el vecinos de esta zona, quienes mejor conocen las necesidades y quienes usan a diario esta carretera. Por ello, pedimos al Gobierno de Ribó que escuche a los residentes de estas áreas de las playas de sur de Valencia y no actué sin consenso”, explicó María José Catalá. Hace más de dos años el Ayuntamiento ya tuvo eliminar los cojines berlineses que colocó en la carretera a su paso por el Perellonet. “Una obra que hizo el Gobierno de Ribó sin hablar y consensuar con os vecinos de esta zona. Quedó demostrada la chapuza que provocaba problemas para tractores y vehículos”, añadió Catalá.