El PP pide celeridad al gobierno municipal para dar ayudas a la hostelería: “Los 1,6 millones de euros en ayudas al sector están en barbecho desde junio”

  • La concejal Paula Llobet pide al equipo municipal que “se ponga las pilas y saque ya las ayudas porque nuestros hosteleros están pasando uno de los peores veranos de los últimos años y no pueden esperar más”
  • Cree “muy preocupantes” los datos ofrecidos por Coordinadora de Hostelería de los Barrios de Valencia donde la facturación cae a la mitad en este mes de julio
  • “Lo mínimo que podría hacer Ribó y el PSPV es sacar ya las ayudas porque se han negado  a bajar los impuestos y a suspender las tasas al sector cuando no han podido ni abrir sus negocios durante el confinamiento” 
  • En lo que va de año, el gobierno municipal ha recaudado en IBI comercial, industrial, ocio/hostelería, espectáculos y oficina 50,8 millones de euros a través de casi 3.000 recibos

Valencia, 10 de agosto de 2020

La concejal del Grupo Municipal Popular, Paula Llobet, ha pedido hoy celeridad al gobierno de Ribó y PSPV para sacar las ayudas a la hostelería. “En el mes de junio aprobamos en pleno una modificación presupuestaria donde 1,6 millones de euros iban destinados a ayudas al sector. A día de hoy siguen en barbecho y no sabemos nada de ella”.

La concejal ha recordado que la semana pasada la Coordinadora de Hostelería de los Barrios de Valencia dio datos “muy preocupantes”. Según sus encuestas, en este mes de julio hay un descenso de la facturación media del 51,1% respecto al mes de julio del año pasado. Sobre los puestos de trabajo, el estudio señala que más del 60%  de los locales no han recuperado la totalidad de la plantilla afectada por un ERTE.

“Es necesario que el equipo de gobierno se ponga las pilas y saque ya las ayudas porque nuestros hosteleros están pasando uno de los peores veranos de los últimos años y no pueden esperar más”, ha subrayado Llobet.

La concejal ha recordado que el Partido Popular ha exigido desde el inicio del año que se bajaran los impuestos y desde el estallido de la pandemia hemos presentado muchas mociones para que se ayudara al sector, no sólo con ayudas directas, sino también con incentivos fiscales e incluso con la suspensión de tasas e impuestos durante el tiempo que no han podido abrir sus negocios. “La izquierda siempre ha votado en contra y a lo único que se han limitado es a suspender la tasa de mesas y sillas, después de que insistiéramos mucho. Aún así no piensan devolver lo recaudado en los primeros meses del año, algo que podría haber sido un gesto con el sector.

A fecha de 23 de julio, el gobierno municipal ha recaudado en IBI comercial, industrial, ocio/hostelería, espectáculos y oficinas 50.838.071,47 a través de casi 3.000 recibos. La subida este año al sector comercial, hostelería y comercios ha sido de hasta un 13% en el IBI.