El PP manifiesta que Ribó y el PSPV rechazan dotar de presupuesto en 2021 al proyecto europeo ACTIVAGE que asiste a 500 personas mayores que viven solas

  • En riesgo la continuidad del proyecto innovador Activage que atiende a cerca  de  500  personas  mayores  de  65  años  y  más  de  un  millar  de  familiares, con el objetivo de apoyar  y  prolongar  la  vida independiente de las personas mayores en su entorno y sus casas. 
  • Compromis y PSPV han rechazado una Moción del PP que solicitaba dotar de presupuesto el mantenimiento del servicio actual de monitorización y teleasistencia así como ampliar el número de beneficiarios hasta llegar a los 5000 hogares que lo necesitan, tal y como recoge el Acuerdo Marco de la comisión de reconstrucción por el COVID.
  • Llobet señala que “para el gobierno de Ribó las políticas sociales y la atención a las personas que más están sufriendo las consecuencias de las pandemia de COVID, como son las personas mayoresno son una prioridad, como lo demuestra que no tomen la decisión firme de dotar con presupuesto suficiente para dar respuesta a las acuciantes necesidades que tienen muchas familias de Valencia.
  • El Ayuntamiento de Valencia no tiene ni visión ni estrategia y es incapaz de capitalizar la participación de Valencia en un proyecto europeo de éxito y darle continuidad una vez ha finalizado la financiación europea, integrándolo en sus políticas públicas.

Valencia, 20 de noviembre de 2020

La concejal del Grupo Popular, Paula Llobet, ha lamentado que el gobierno municipal de Ribó y el PSOE haya rechazado en la comisión de Hacienda una moción del PP para que se dotara de presupuesto el proyecto europeo ACTIVAGE para el año 2021 y se ampliara el número de beneficiarios para extender su cobertura hasta llegar a 5.000 hogares que lo necesitan.

ACTIVAGE es un proyecto europeo innovador que promociona el envejecimiento activo y saludable  en  siete  países  europeos  y  que  ha recibido  financiación  del  Programa  de  investigación  e innovación  Horizonte  2020  de  la  Unión  Europea hasta el pasado mes de septiembre. 

El  objetivo de este proyecto, al que el gobierno municipal se ha negado a dotar de presupuesto para 2021,  ha explicado Llobet,  “es  apoyar  y  prolongar  la  vida independiente de las personas mayores en su entorno y sus casas, respondiendo así a la alerta de la Comisión Europea sobre el rápido envejecimiento de la población, el cual hace replantearse los sistemas sanitarios y de asistencia social y, al mismo tiempo, plantea la necesidad de un mayor desarrollo de tecnologías que favorezcan una mayor calidad de vida para las personas mayores”.

En Valencia  este proyecto se desarrolla a través de una iniciativa piloto que consiste, por un lado, en la ubicación de sensores inalámbricos, de fácil instalación en el hogar, que registran un  seguimiento  constante  de  las  actividades  diarias  de  personas  mayores  de  65  años;  por  otro lado,  la  utilización  de  dispositivos  que  permiten  continuar  con  ese  seguimiento  fuera  de  losdomicilios y, por último, la puesta en marcha de una aplicación de uso sencillo, que posibilita a la persona cuidadora escogida por la persona mayor, consultar toda la actividad que se registra. Este sistema, que garantiza la privacidad de los datos, contribuye a mejorar el cuidado, la autonomía y la calidad de vida de las personas mayores, las cuales pueden seguir viviendo en sus casas de manera independiente.

El  proyecto  ACTIVAGE,  atiende  a cerca  de  500  personas  mayores  de  65  años  y  más  de  un  millar  de  familiares, siendo especialmente relevante  desde  el decreto del primer estado de alarma. La situación actual obliga a muchos mayores a estar solos con el agravante de que  sus  familiares  no  pueden  realizar  las  visitas  habituales por cuestiones sanitarias y de prevención.  Gracias  a  la  aplicación  móvil,  los familiares participantes en el proyecto pueden hacer un seguimiento de la rutina de sus mayores y comprobar que no existe ninguna anomalía.

Desde el Partido Popular exigimos al Sr. Ribó que no deje abandonados a los mayores que viven solos y son usuarios de estos servicios y que garantice la continuidad de un programa que, ahora más que nunca, facilitan la vida a un colectivo especialmente castigado por el COVID19 y a sus familiares. Del mismo modo, Llobet ha reclamado que se dé cumplimiento al Acuerdo de Reconstrucción y aumentar el servicio de 500 beneficiarios a 5.000 hogares que lo necesitan.