El PP manifiesta que la izquierda valenciana vota en contra de que las ayudas para autónomos llegue al 100% de los afectados por el COVID

·      El Botànic también se opone a que el Consell agilice el pago de la línea de ayudas para que los beneficiarios puedan cobrar cuanto antes y así poder reabrir sus negocios

·      Caballero: “No podemos cargarle los autónomos los costes de la crisis sin ellos la recuperación de la economía tras la epidemia va a ser más lenta y más difícil”

·      “Dos de cada tres autónomos no han visto ni un solo euro, los autónomos están con el agua al cuello, sin liquidez y sin ayudas y con la incertidumbre de no saber si tendrán que cerrar mañana”

Valencia, 28 de julio de 2020

El portavoz de empleo del Grupo Parlamentario Popular (GPP), Juan Carlos Caballero, ha denunciado hoy que los grupos de izquierda que sustentan el Botànic han votado en contra de que las ayudas para autónomos lleguen al 100% de los trabajadores por cuenta ajena afectados por el COVID.

   El PP ha presentado hoy una iniciativa para que el Consell incremente los fondos de la línea de ayudas urgentes a personas trabajadoras en régimen de autónomos afectados por el COVID para que cubra a todos los solicitantes que cumplan los requisitos una propuesta que ha sido rechazada por el Botànic. Así mismo, también han rechazado agilizar el pago de la línea de ayudas para que los beneficiarios puedan cobrar cuanto antes y así poder reabrir sus negocios.

    Uno de los colectivos que más ha sufrido esta crisis y que constituyen la mayor parte del tejido empresarial valenciano, son los trabajadores autónomos, los cuales, durante la vigencia del estado de alarma, se han visto obligados a cerrar sus negocios y a paralizar su actividad, “mermando por completo sus ingresos y teniendo que hacer frente a gastos fijos, alquileres, impuestos y cuotas que a las todo su futuro”, según ha explicado Caballero.

   El Consell aprobó un paquete de medidas urgentes de apoyo económico y financiero pero “a las dos horas de la apertura del plazo para solicitarlas ya se había consumido y al cierre del plazo se registraron más de 126.000 solicitudes”.

    Para el GPP “es fundamental ayudar a los autónomos afectados sin exclusión sin dejar a ningún autónomo atrás y agilizar el cobro de ayudas para que puedan paliar los efectos del confinamiento y no se vean abocados al cierre de sus negocios. No podemos cargarle a los autónomos los costes de la crisis sin ellos la recuperación de la economía tras la epidemia va a ser más lenta y más difícil”.

   “Dos de cada tres autónomos no han visto ni un solo euro, los autónomos están con el agua al cuello, sin liquidez y sin ayudas y con la incertidumbre de no saber si tendrán que cerrar mañana” ha señalado Caballero al tiempo que ha añadido que “se sienten defraudados porque miles de  autónomos han visto denegadas las ayudas por silencio administrativo”.

   Este colectivo tras la gestión del Consell “está herido de muerte” y hay que ayudar a todos los autónomos sin exclusión, no sobra ningún autónomo en la Comunitat Valenciana, han sido resilientes y han dado la cara en las peores crisis, siguieron pagando impuestos para poder levantar la situación económica de España y es momento de que les ayudemos”.