El PP exige soluciones para los vecinos de la Finca de Hierro, cercados por las paradas de la EMT

  • Los vecinos han reclamado el desplazamiento de las paradas a otro tramo de la calle para no coincidir con las entradas al edificio
  • Los populares presentarán una moción a la próxima comisión para que se atiendan las reivindicaciones de los vecinos
  • Las paradas de autobús colocadas por la EMT bloquean una de las salidas de la finca que en caso de evacuación sería un verdadero problema 

Valencia, 17 de octubre de 2020

La remodelación de las líneas de autobús por el cierre de la plaza del Ayuntamiento al tráfico ha convertido las inmediaciones de la finca de Hierro, donde viven o trabajan cerca de 1.800 vecinos, en una gran estación de autobuses de la EMT provocando importantes molestias para los residentes, especialmente en la calle San Pau. En una acera que apenas llegan a los dos metros se han llenado de paradas para más de ocho líneas de autobús además es el punto de parada técnica para los descansos e intercambios de los conductores de la EMT.

La actuación de la EMT ha disparado para estos vecinos la contaminación acústica y medioambiental. Lo que antes era una calle tranquila y sin apenas tráfico ahora continuas las paradas de autobuses en marcha y los atascos. Las paradas de autobús bloquean los accesos tanto a los diferentes patios de la finca como a la entrada al garaje convirtiendo la zona en un auténtico peligro en caso de una evacuación y provocando una concentración de personas en la acera dificultando el paso de los vecinos. También es un verdadero calvario para los vecinos cada vez que deben salir del aparcamiento subterráneo por la gran acumulación de autobuses en esta calle de San Pau convertida en una gran estación de la EMT en pleno centro.

También tienen los mismos problemas en la calle Xativa y la plaza de San Agustín que también son puntos de parada de cientos de autobuses cada día dificultando los accesos y provocando contaminación y ruidos para los residentes, oficinas y comercios de la finca de Hierro. 

La instalación de todas estas paradas pone en riesgo a los vecinos que viven en los 224 pisos de la finca de Hierro más los 9 superficies comerciales, en total los cálculos en caso de evacuación estaríamos hablando de más de 1.800 personas. Las paradas de autobús colocadas por la EMT bloquean una de las salidas de la finca que en caso de evacuación sería una barrera que dificultaría la misma.

El concejal del Partido Popular, Carlos Mundina, ha anunciad hoy que presentará en la próxima comisión de Movilidad una moción “para que sean atendidas las reivindicaciones de los vecinos que viven en la finca de Hierro que han visto alterado sus bienestar por la decisión de convertir todas las calles que rodean la finca en paradas de autobús de la EMT”. Los vecinos presentaron un escrito al Ayuntamiento reclamando mejoras como la retirada de las paradas lejos de su acceso al patio, y aunque se comprometieron a hacerlo han pasado ya meses y la situación no ha cambiado.