El IVF ha aprobado a través de sus líneas de carácter social un total de 71 operaciones por importe de 63 millones de euros durante 2020

– El Institut Valencià de Finances (IVF) ha renovado para 2021 estos instrumentos financieros los centros dependientes de la Conselleria de Políticas Inclusivas con un interés que se reduce del 2% al 1,75 %
– Desde la puesta en marcha en 2017 de la primera línea social del IVF se han aprobado 273 operaciones por valor de 176,4 millones de euros
– A pesar del elevado número de operaciones tramitado, el número de centros involucrados y los importes anticipados, la tasa de impago a través de estas líneas es del 0 %

Valencia, 2 de enero de 2020

Durante el ejercicio 2020 el IVF ha aprobado a través de sus líneas de carácter social un total de 71 operaciones de financiación por un importe global de 63 millones de euros, tal como se desprende del balance presentado por el director general ante el Consejo de Administración de esta entidad, Manuel illueca.

En la actualidad, el IVF cuenta con dos líneas de carácter social: la Línea de financiación a centros de atención a personas con diversidad funcional y la Línea de financiación a centros de menores.

A través de estos instrumentos financieros se ofrece a los centros que obtienen los conciertos de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas la liquidez necesaria para que puedan mantener su actividad ordinaria y atender sus gastos hasta la resolución de los conciertos, momento en el que liquidan la deuda generada con el IVF.

El origen de estas líneas de carácter social se sitúa en diciembre de 2016 cuando por primera vez el Institut Valencià de Finances diseñó un instrumento financiero dirigido a anticipar los desembolsos de los conciertos con los centros de atención a personas con diversidad funcional. El éxito de esta primera línea de financiación llevó a diseñar en 2019 un nuevo instrumento financiero, está vez dirigido a los conciertos de los centros de menores.

Estos instrumentos financieros permiten que los centros puedan acceder a préstamos en condiciones muy ventajosas, a un plazo de dos años y sin comisiones ni de apertura ni de cancelación.

Posteriormente, los cobros procedentes del concierto o de cualquier otro derecho económico que corresponda al prestatario por la prestación del servicio, se destinan a amortizar anticipadamente la operación con el IVF hasta su total cancelación.

En todos los casos, los destinatarios de estas operaciones son entidades de iniciativa social, como fundaciones, asociaciones, organizaciones de voluntariado y otras entidades sin ánimo de lucro. Se consideran también incluidas las sociedades cooperativas calificadas como entidades sin ánimo de lucro.

El director general del Institut Valencià de Finances, Manuel Illueca, ha destacado la buena marcha de estos instrumentos financieros desde su origen, “lo que supuso un gran hito ya que por primera vez el IVF contaba entre su cartera de productos con líneas de carácter social”.

Desde la puesta en marcha de la primera línea de carácter social del IVF se han acogido a este instrumento financiero un total de 273 operaciones por un importe conjunto de 176,4 millones de euros.

“Hoy, tras cuatro anualidades transcurridas, podemos afirmar que, a pesar del elevado número de operaciones tramitado, el número de centros involucrados y los importes anticipados, la tasa de impago a través de estas líneas es del 0 %”, ha destacado Illueca.

El director ha explicado que el éxito acumulado en los años de experiencia ha llevado al IVF a renovar para 2021 estos instrumentos financieros para que aquellos centros que soliciten los nuevos conciertos puedan obtener liquidez hasta su resolución con la novedad de que durante el próximo ejercicio el tipo de interés aplicado a estos créditos se reducirá del 2% al 1,75 %.