El alcalde Joan Ribó exige al Gobierno Central «un reparto de los fondos basado en la igualdad y la solidaridad» y que «respete la autonomía financiera de las entidades locales»

Valencia, 1 de septiembre de 2020

El alcalde de València, Joan Ribó, se ha reunido virtualmente esta mañana con los alcaldes de las principales ciudades españolas, que han firmado un documento conjunto en el que reclaman un nuevo acuerdo entre las entidades locales y el Gobierno central sobre el uso de los remanentes municipales y el acceso a los fondos económicos para hacer frente a las consecuencias de la pandemia. Los ayuntamientos rechazan el acuerdo alcanzado semanas atrás entre la FEMP y el Ministerio de Hacienda por «injusto», dado que «vulnera el principio de igualdad entre municipios y ciudadanos, vulnera la autonomía financiera de las entidades locales, y establece una inadmisible exclusión de los ayuntamientos que no disponen de remanente del reparto de los fondos provenientes de los Presupuestos Generales del Estado».

Tal como ha explicado el alcalde de València, Joan Ribó, «hemos alcanzado un acuerdo, por encima de las diferencias ideológicas, desde la voluntad de encontrar una salida a la situación económica de los ayuntamientos». Los 30 municipios firmantes se posicionan en contra del decreto presentado por el Ministerio de Hacienda y reclaman, en palabras de Ribó, «un nuevo decreto urgente respecto a los remanentes de tesorería de los ayuntamientos y, por otra parte, plantee las ayudas a los municipios, como han tenido las comunidades autónomas, para hacer frente a todos los gastos que afrontamos los municipios por efecto de la pandemia: el primero de todos, el transporte público, pero también la limpieza, los servicios sociales, la enseñanza…».  El alcalde ha calificado de «justo, lógico y necesario que el Estado aporte los recursos provenientes de la Unión Europea».

Ribó se ha reunido por videoconferencia este martes con los alcaldes y alcaldesas de Madrid, Barcelona, Alicante, Almería, Badajoz, Badalona, Cádiz, Córdoba, Granada, Lleida, Málaga, Marbella, Murcia, Ourense, Oviedo, Palencia, Pamplona, Pontevedra, Pozuelo de Alarcón, Reus, Salamanca, Santander, Santa Cruz de Tenerife, Tarragona, Telde, Terrasa, Teruel, Torrelavega, y Zaragoza. Todos ellos han exigido al Ejecutivo «la apertura inmediata del proceso de diálogo con el Ministerio de Hacienda para iniciar unas nuevas negociaciones que permitan establecer unos criterios de reparto de los fondos basados en la igualdad y en la solidaridad, tal y como ya se ha hecho con el conjunto de las comunidades autónomas a través del fondo de 16.000 millones de euros habilitado por el Gobierno de España», según se señala en el texto.

Tal como ha explicado Joan Ribó durante la reunión intermunicipal, «éste es un acuerdo muy importante porque abre el abanico a prácticamente todos los colores del municipalismo español y pone de manifiesto la voluntad, por encima de cualquier ideología política, de buscar soluciones a los graves problemas económicos y de todo tipo a los que nos enfrentamos las ciudades en estos momentos». El alcalde de València ha recordado los artículos 140 y 142 de la Constitución Española, que garantizan, respectivamente, la autonomía de los municipios y la necesidad de disponer de medios suficientes para el desempeño de las funciones que les atribuye la ley.

NECESIDAD URGENTE DE APOYO AL TRANSPORTE PÚBLICO

El alcalde de València ha subrayado la urgencia de adoptar las medidas de apoyo a los municipios, especialmente en el campo del transporte público, «muy afectado por las medidas ocasionadas por la pandemia»  «Para València se trata de un asunto muy urgente porque nuestra Empresa Municipal de Transportes, como las del resto de ciudades españolas, atraviesa una situación financiera muy complicada a causa de la pandemia, que se tiene que arreglar este año». Ribó ha subrayado que «las ayudas del Estado han de materializarse este mismo año, por lo que es imprescindible que el nuevo decreto esté listo en este curso, 2020».

De hecho, el documento de las 30 ciudades señala que la nueva negociación «debe basarse en los acuerdos alcanzados por unanimidad en el seno de la FEMP el pasado 2 de abril para reclamar al Gobierno de España que arbitre un sistema de ayudas a todos los ayuntamientos que permitan hacer frente a las dificultades económicas ocasionadas por la crisis sanitaria del coronavirus, con especial atención al fondo incondicionado de 5.000 millones y al de 1.000 millones destinado específicamente al transporte público. Estas ayudas son imprescindibles para que los municipios sigan prestando sus servicios públicos y ayudando a quienes más lo necesitan durante la actual crisis económica».

El alcalde de València ha defendido también la necesidad de «tratar de manera diferenciada las aportaciones del Estado a las entidades locales, de los 5.000 millones de los que se ha hablado por el posible préstamo de los remanentes». De hecho, el Pleno del Ayuntamiento de València aprobó semanas atrás dedicar dichos remanentes municipales al pago de deuda pública, por lo que Ribó ha señalado que es «imprescindible que se separen ambos asuntos: de la misma manera que las comunidades autónomas han recibido unas cantidades importantes de recursos para atender a la problemática por el coronavirus, los ayuntamientos también tenemos que disponer de recursos para afrontar los gastos de atención social, enseñanza, transporte… lo que significa que es imprescindible desvincular los fondos que aporta el Estado».

Otro de los elementos que ha destacado el alcalde Ribó en la reunión intermunicipal se refiere a la previsión de las aportaciones del Estado de cara a elaborar los Presupuestos de 2021. «Estamos a 1 de septiembre y el Gobierno no ha realizado aún ninguna previsión a este respecto», ha recordado; y ha subrayado  que «las aportaciones estatales a los ayuntamientos para el año 2021 deben ser las mismas que las del año 2020. Necesitamos que el Gobierno haga una estimación de aportaciones, que sea la misma que hubo en el año 2020, y así los municipios ya podemos empezar a preparar los presupuestos para el año próximo».