Decisión histórica: Aplazadas las Fallas y la Magdalena de Castellón

Valencia, 11 de marzo de 2020

Decisión histórica, con pocos precedentes, y con unas consecuencias difíciles de cuantificar social y económicamente. Ximo Puig anunciaba este martes por la noche que se aplazan las Fallas y las fiestas de la Magdalena. “Es una decisión por responsabilidad y pensando en el interés general” y de aplicación en toda la Comunitat Valenciana. Por tanto, las fallas se suspenden no solo en Valencia sino en otras ciudades que celebran esta fiesta.

Una decisión que se toma hasta que la situación de emergencia sanitaria provocada por el coronavirus permita su celebración, siguiendo las instrucciones dadas por el Ministerio de Sanidad y con la premisa de la “prioridad absoluta” de proteger la salud de la ciudadanía y de minimizar riesgos de contagio, aseguraba Puig en un comunicado leído en el Palau de la Generalitat tras la reunión de urgencia y al más alto nivel celebrada por la noche.

Puig pide “comprensión de toda la ciudadanía valenciana” y recalca la coordinación que se está manteniendo en todo momento con el Gobierno de España. Esta decisión se ha tomado, ha explicado Puig, tras la recomendación de Sanidad: “Los responsables del Ministerio (de Sanidad) han dado una instrucción clara: la conveniencia de no celebrar los actos festivos de las Fallas y la Magdalena en las fechas previstas”, ha detallado.

“La responsabilidad es el primer requisito de cualquier gobierno y hemos seguido los criterios científicos y técnicos para proteger la salud de la ciudadanía”, defiende el president de la Generalitat. Se retrasan y no se suspenden, ha dicho Ximo Puig.

Unos minutos antes habíamos conocido la decisión en el caso de la Magdalena. Amparo Marco, alcaldesa de Castellón, lo decía en su cuenta de Twitter: “Me acaba de llamar el President, Ximo Puig, para comunicarme la decisión de suspensión de las Fiestas de la Magdalena”, decía la alcaldesa.

“La crisis del coronavirus nos sitúa delante de un reto global. Hay una nueva situación. Hemos defendido que no había que hacer alarmismo y actuar con prudencia”, justificaba Puig la decisión. El president ha querido defender que “tenemos uno de los mejores sistemas de sanidad del mundo. A los 64000 trabajadores de la sanidad valenciana quiero hacerles un reconocimiento público: gracias”.

Puig explicaba, con semblante serio y visiblemente afectado por una jornada larga de reuniones y toma de complicadas decisiones, que la recomendación venía directamente de Sanidad: “Debemos minimizar elementos de riesgo para el contagio, como son las aglomeraciones humanas o los desplazamientos masivos de personas procedentes de otras zonas”, ha indicado el president, que también ha mantenido contacto con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y con el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

La sanidad valenciana está preparada

Pese a lo grave de la situación, Puig asegura la garantía del sistema sanitario: “Es importante subrayar que tenemos uno de los mejor sistemas sanitarios del mundo, y que también contamos con unos excelentes profesionales; a ellos, a los 64.000 trabajadores de la sanidad pública valenciana, quiero hacerles un reconocimiento por el compromiso que han asumido en beneficio de toda la población”, ha subrayado también el president.

El president de la Generalitat recuerda que esta medida se toma por responsabilidad y prevención: “Existe una prioridad absoluta de proteger la salud de los valencianos y las valencianas, especialmente de aquellos grupos más vulnerables”, con decisiones que “responden a criterios sustentados en la evidencia científica y el criterio de los expertos”.

“Evitemos el alarmismo, evitemos el contagio del miedo, confiemos en los expertos sanitarios y extrememos, todos y todas, las precauciones, porque estoy seguro de que, ante este reto colectivo, la unidad, el esfuerzo y la responsabilidad de cada uno de nosotros contribuirá a la vuelta de la normalidad”, ha concluido.

Fuente: elperiòdic.com e Intereconomía Valencia