CSIF urge a Conselleria a que proporcione mascarillas FFP2 al personal sanitario para un maratón de donación de sangre

-El sindicato recuerda que debe cumplir su obligación de proteger a sus trabajadores y alude a los aerosoles en las donaciones

Valencia, 18 de noviembre de 2020

El sindicato CSIF ha urgido por escrito a la Dirección del Centro de Transfusión de la Comunidad Valenciana, que depende de Conselleria de Sanidad Universal, a que proporcione mascarillas FFP2 a los profesionales que desarrollarán su labor en el maratón de donaciones de sangre convocado en el instituto Luis Vives de Valencia el próximo día 21.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) lamenta que hasta la fecha las peticiones solicitadas “han sido denegadas” y recuerda la obligación legal del empresario, en este caso Conselleria, de cumplir el Real Decreto 773/1997 de 30 mayo que establece que “deben proporcionar gratuitamente a los trabajadores los equipos de protección individual que han de utilizar, reponiéndolos cuando resulte necesario”.

El sindicato insta en este escrito a “tener en cuenta la naturaleza y magnitud de los riesgos ante el covid-19 de los trabajadores que están realizando las extracciones”. A este respecto detalla que “hay momentos en una extracción en los que el donante debe quitarse la mascarilla si bebe agua o si sufre mareos y ha de ser atendido para su recuperación”.

CSIF señala que “son circunstancias que se producen todos los días y que resultan susceptibles de generar aerosoles, uno de los riesgos que debe cubrirse”. Para evitar el contagio insiste a la Dirección del Centro de Transfusión en que “se facilite a los trabajadores que puedan estar en algún momento en contacto con aerosoles, y en especial a los del equipo móvil, mascarilla adecuada y con el filtro de partículas de eficacia apropiada”. La central sindical reclama la dotación urgente de mascarillas FFP2 en lugar de las quirúrgicas que reciben en la actualidad.