CSIF exige medidas urgentes y efectivas para la recuperación económica ante los datos de desempleo que revela la EPA

-El sindicato reclama al Consell más amplitud de miras y búsquedas de consenso

Valencia, 28 de julio de 2020

El sindicato CSIF exige al Consell que aplique medidas urgentes y efectivas para propiciar una recuperación económica, además de amplitud de miras y búsqueda de mayores consensos. La central sindical considera “muy alarmantes” los datos arrojados por la Encuesta de Población Activa (EPA), que revelan la destrucción de 128.600 empleos en la Comunidad Valenciana entre abril y junio.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) señala que la paralización económica provocada por la pandemia ha agravado una dinámica negativa. En la EPA de julio de 2019 el paro ya subía en el ámbito valenciano en 10.700 personas mientras en el conjunto nacional bajaba en 123.600.

El sindicato muestra su “profunda preocupación” por el hecho de que, según esta misma encuesta de abril a junio de 2020, existan en la actualidad 391.000 personas desempleadas en la Comunidad Valenciana, lo que eleva la tasa de paro hasta el 16,74 % frente al 14,30 % de hace un año. La central sindical advierte de que ese incremento, en la práctica, resulta superior, ya que la cifra que traslada la EPA no incluye a los trabajadores afectados por expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) de suspensión de contrato.

El sindicato avisa de la “angustiosa señal” que transmiten estos datos, ya que se dan en un trimestre en el que tradicionalmente se crea empleo y en una comunidad  autónoma en la que el turismo, creciente entre abril y junio, suele ser una fuente primordial de ingresos. Por tanto, en épocas futuras menos favorables a priori, y siempre en función de la evolución de la pandemia, podrían ser incluso peores.

CSIF reclama al Consell que realice actuaciones decididas y útiles para generar empleo. La central sindical explica que medidas como una comisión de reconstrucción en Les Corts en la que niegan la comparecencia de numerosos actores sociales relevantes o un pacto suscrito solamente con dos sindicatos no demuestran ni la amplitud de miras ni el consenso que un contexto como el actual requieren.