CSIF exige más personal, rebaja de ratios y mayores medidas de seguridad para el próximo curso en Infantil y Primaria

El sindicato considera “claramente mejorables” las instrucciones de inicio de curso presentadas por Conselleria y pide PCR a docentes

Valencia, 10 de julio de 2020

El sindicato CSIF considera “claramente mejorables” las instrucciones de inicio de curso en Infantil y Primaria presentadas hoy por Conselleria de Educación en reunión de Mesa Sectorial. La central sindical ha exigido más personal, una rebaja de ratios a 15 alumnos por aula y mayores medidas de seguridad, como tener personal sanitario en los centros o realizar PCR al personal docente durante el curso.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) recalca que las instrucciones de Conselleria ” no afrontan con los medios necesarios la crisis sanitaria y no realizan una verdadera apuesta por la educación pública valenciana”.

CSIF, en este sentido, ha reivindicado un presupuesto adecuado para, entre otras acciones, incrementar las plantillas, ya que las mil contrataciones nuevas anunciadas en todos los niveles y en el conjunto de la Comunidad Valenciana “resultan completamente insuficientes”. Por ese motivo, la central sindical ha destacado que “únicamente una contratación mucho más ambiciosa que la planteada por la Administración puede superar un curso tan complejo y con tantas incertidumbres como el que se iniciará en septiembre”.

El sindicato ha mostrado su malestar por la negativa de Conselleria a realizar prueba de PCR al personal docente, para detectar contagios de covid-19, en septiembre y con un calendario a lo largo del curso, o a la incorporación de personal sanitario en centros. Del mismo modo, ha insistido en la implantación de la jornada continua, una medida que ha rechazado la Administración.

CSIF ha trasladado una batería de propuestas en la reunión de hoy de la Mesa Sectorial de Educación para incluir en la publicación de las instrucciones. Entre ellas ha recalcado la “coordinación para disponer de nuevos espacios habilitados que favorezcan una ratio máxima de 15 alumnos por aula”. Igualmente ha hecho hincapié en la incorporación de personal especializado en prevención de riesgos, en dotaciones económicas extraordinarias a los colegios para medidas de seguridad y evitar contagios y en que no exista restricción a la hora de entregar los equipos de protección individual que reclamen los centros.