CSIF considera un serio aviso los datos de la EPA de la grave situación de desempleo y reclama más medidas y negociación

El sindicato pide al Consell “amplitud de miras” y anticiparse a un empeoramiento de la situación económica

Valencia, 27 de octubre de 2020

El sindicato CSIF considera que los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre de 2020 conocidos hoy constituyen “un nuevo y serio aviso de la gravedad de la situación del desempleo en el conjunto de España y, en particular, en la Comunidad Valenciana”. La central sindical subraya la magnitud del drama social y personal de los 422.800 ciudadanos valencianos sin empleo y reclama al Consell medidas urgentes y más negociación.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) explica que el incremento en 31.700 personas desempleadas respecto al segundo trimestre del año y alcanzar una tasa de paro del 17,26 por ciento muestran el grave contexto económico derivado de la pandemia. No obstante, CSIF avisa que la situación se puede complicar en los próximos meses con el incremento de las medidas restrictivas y la finalización de expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE).

El sindicato, ante la complejidad de la coyuntura actual, reclama medidas directas y efectivas por parte del Consell, que no se basen únicamente en anuncios. Del mismo modo, exige un diálogo social con amplitud de miras, que tenga en cuenta a los diferentes agentes sociales y que busque su participación, al contrario de lo que está ocurriendo en la actualidad.

CSIF considera prioritario “actuar con rapidez para afrontar la situación actual” y, al mismo tiempo, “adoptar medidas que permitan anticiparnos a una coyuntura económica y social que puede ir complicándose en los próximos meses debido a la virulencia de la pandemia”.