CSIF avisa de la pérdida de más de un centenar de efectivos del Servicio Estatal de Empleo en plena tramitación de ERTEs

El sindicato advierte de que esta situación agravará la situación de unas oficinas saturadas

Valencia, 13 de enero de 2021

El sindicato CSIF advierte de la pérdida de más de un centenar de efectivos del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) en la Comunidad Valenciana por la no extensión a todo 2021 de los contratos del personal interino incorporado en las oficinas. La central sindical alerta de que esa pérdida de profesionales se produce en una administración ya mermada de efectivos y en plena saturación por la tramitación de ERTEs.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) explica que en lugar de prorrogar a todo 2021 los contratos de 1.500 trabajadores incorporados para reforzar el SEPE en toda España, como pidió el propio organismo y reivindica CSIF, el Gobierno ha decidido contratarlos únicamente hasta marzo. Esta situación provocará que, con las oficinas saturadas por la tramitación de expedientes de regulación temporal de empleo (ERTEs), 55 trabajadores de la provincia de Valencia, 49 de Alicante o 16 de Castellón no seguirán a partir del 31 de marzo.

El sindicato alerta del incremento de los retrasos en la tramitación y en la atención que supondrá esa marcha en unas oficinas que vienen arrastrando pérdida estructural de efectivos en sus  plantillas en los últimos años. En la provincia de Valencia, por ejemplo, el SEPE ha pasado de contar con 430 profesionales en 2015 a quedarse en 375 en 2020.

CSIF reclama con urgencia refuerzos de personal en unas oficinas desbordadas. Por ejemplo, en la de Juan Llorens, en Valencia, seis empleados atienden 120 citas diarias. En Burjassot llegan a las 135, con 15 días de espera desde que el usuario solicita la cita hasta que es atendido. El sindicato insiste en que las oficinas de empleo estatal “necesitan con urgencia más personal para gestionar tanto la avalancha de ERTEs como el resto de prestaciones”.